El problema de ser un ludopata en Chile

Es duro, no hay duda, pero también divertido… muy divertido.

Llevo poco mas de 1 año y 6 meses inmerso en esta afición, pero ya he probado bastantes juegos y mecánicas, la verdad es que los juegos de mesa me gustan y mucho ¿por que tanto? no lo se a ciencia cierta, quizás sea porque siempre he sido alegre y me ha gustado jugar, crear, entretenerme y por otro lado me gusta mucho el factor social que tienen los juegos de mesa que carecen otras actividades sociales como ir al cine o los juego vídeos donde la interacción es mas con una pantalla que con un compañero, pero ¿a que va el titulo de esta entrada?

He probado cerca de 135 juegos en estos 18 meses lo cual me da un promedio de 7,5 juegos por mes que es bastante y me podría dar por satisfecho, pero la verdad es que en este ultimo tiempo los juegos ya no me sorprenden como antes salvo algunas excepciones (grande Vlaada), mas bien disfruto de juegos bien echo con mecánicas redonditas y experiencias agradables de partidas acotadas que tengan una buena relación tiempo-experiencia ludica, quizás me enredo mas de la cuenta para decir lo que quiero decir: me gustaría probar siempre juegos nuevos y pasar un buen rato haciéndolo con mis compañeros, pero eso en Chile es muy difícil, difícil por complicado que resulta encontrar compañeros que disfruten esta afición tanto como tu, difícil por lo costoso que puede llegar a ser probar nuevos juegos en un país y en una comuna donde nadie comparte tu afición y tu necesariamente debes comprarte un juego si lo quieres jugar.

Algunos pensaran que tengo a Emilio y Tomas para hacer mas llevadero este pesar, pero Tomas vive muy lejos… realmente muy lejos de Santiago y es complicado quedar con Emilio por su apretada agenda y la verdad que la mía tampoco es mas holgada, creo que por ahora me deberé “conformar” (entre paréntesis por que tampoco es nada malo) con sacarle jugo a mi ludoteca actual que tiene algunos juegos que me vuelven locos y otros a los que recién les estoy empezando a sacar rendimiento (Santiago de Cuba me gusto mucho en su primera partida).

El tono de esta entrada me quedo algo triston, en un principio esta no era para nada mi intención, la verdad es que mi situación es mucho mas afortunada que la de muchos otros jugones chilenos ya que mis amigos y familia me quieren muchos y se han abierto a esta afición… si hasta sus propios juegos se han comprado, esperemos sigan por ese camino.

Anuncios

2 pensamientos en “El problema de ser un ludopata en Chile

  1. No te preocupes hombre, en cierta manera eres un pionero, no acostumbran a ser caminos fáciles, pero son los más divertidos, al menos son los que suelen merecer ser contados en las novelas de aventuras.

  2. Al respecto de lo mismo, cuando comencemos a grabar el podcast, me gustaría dedicar el monográfico del 1er. o 2do. episodio a cómo uno se convierte en jugón aquí en Chile. creo que podría quedar divertido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s