La Biblioteca de la Ludoteca: HOY “Las Aventuras de Gótrek & Félix”

Con esta entrada pretendo inagurar lo que será una nueva sección (y categoría del menú) estable (aunque no periódica) de la Ludoteca: “La Biblioteca”, en la cual comentaremos algunas de las manifestaciones de los juegos de mesa en otras plataformas de entretenimiento como lo son la literatura y el cine… Como muchos saben y otros tantos ni siquiera sospechan, las referencias cruzadas, guiños y otras interrelaciones entre las diferentes obras creativas de tan distintas variantes; desde los jovenes roleros en “Shakma” hasta el cuestinable sistema de posicionamiento de emergencia japonés en “Battleship”, en el cine, o desde “Afortunado en el Juego” (de E.T.A. Hoffmann) hasta la solapada veta grognard de Lucas Corso en “El Club Dumas” (de Arturo Pérez-Reverte), en la literatura; por supuesto pasando por multitud de otros ejemplos, incluyendo las múltiples referencias a autores como Tolkien y Lovecrafth, sólo por mencionar algunos ejemplos. Esperamos que guste.

LAS AVENTURAS DE GÓTREK Y FÉLIX

No existe duda sobre que el “universo imaginario fantástico” más prolijo, verídico, perfecto, plausible… (vamos, “el mejor”) es aquel creado por J.R.R. Tolkien para situar las historias, relatos y leyendas que, finalmente, concluyen en la obra épica por antonomasia “El Señor de los Anillos”; universo llamado genéricamente como “La Tierra Media” (aunque es sabido que la Tierra Media, propiamente tal, es una porción muy pequeña de éste).

Disputándose un segundo lugar muy distante del primero, se encuentran un montón de otros mundos y universos fantásticos creados por un montón igualmente (incluso más) nutrido de autores de distintas índoles y propósitos: Terrinoth, Narnia, Krynn, Los Reinos (Olvidados), la Era Hiboria, Westeros (Poniente), Ecuestria, Halsaribia (¡eah!)… cada cual más o menos fantástico y también más o menos “sostenible” de acuerdo a su respectiva geografía, razas que lo habitan y poderes que lo gobiernan.

Desde la muy humilde (y también bastante sesgada) opinión de este ludotecario de menor categoría, creo que aquella palma se la lleva “El Viejo Mundo”, el mundo fantástico creado a expensas de la franquicia perteneciente a Games Workshop: Warhammer. (Lo lamento por todos aquellos seguidores y fanboys de otros mundos, de quienes respeto mucho sus opiniones, por supuesto).

Antes que comiencen a recoger piedras adecuadamente pesadas, manipulables y aerodinámicas para apedrearme, déjenme insistir en la separación previa que es necesario hacer entre las políticas comerciales de GW y el trasfondo intelectual y artístico que hay detrás de sus productos, para poder apreciar la riqueza de éstos.

Ahora sí. Tampoco pienso ponerme a describir ni los aspectos fundamentales ni los de detalle del Viejo Mundo (tal vez lo haga en otra oportunidad, aquí en el blog o en el podcast). Solamente me fijaré en la figura de dos personajes de entre los miles (incluso más poderosos) que habitan este mundo: Gotrek Gurnisson y Felix Jaeger, protagonistas de las novelas que motivan esta entrada.

“Las Aventuras de Gotrek y Felix” es una saga compuesta de varias novelas que relatan las aventuras que corren estos dos personajes en sus viajes por todo el orbe del Viejo Mundo (o al menos gran parte de éste, hasta ahora). El tema central habla sobre la extraña asociación de estos dos personajes y el destino que los une…

Portada de "Trollslayer", la primera entrega de la saga, a manos de

Portada de “Trollslayer”, la primera entrega de la saga, a manos de William King

Gotrek Gurnisson es un enano (similar a los de Tolkien), otrora perteneciente al gremio de ingenieros, que por un motivo desconocido ha hecho el juramento de “Matador”: una ralea de enanos que por alguna deshonra sufrida buscan obtener la reconcialiación de su honor a través de la muerte a manos del adversario más terrible posible… obviamente no vale dejarse matar, sino que dicho adversario debe matarlo real y verdaderamente, para que el acto tenga valor. De allí que existan diferentes “niveles” entre este tipo de enanos, como matatrolls, matagigantes e incluso matademonios. Hasta el momento, Gotrek no ha encontrado rival que le permita reconciliar su afrenta…

Félix Jaeger, por su parte, es un humano del Imperio, otrora joven y rico heredero de una poderosa casa de comerciantes de Altdorf, con ínfulas de poeta, que luego de una discusión con su padre, hizo abandono de su hogar y de su herencia… Luego, durante una borrachera de cantina, de carácter épica, en instancias que por algún motivo el enano matador le salvó la vida, el humano juró seguir al enano para escribir una balada sobre su muerte, cuando ésta llegara a manos de un adversario lo suficientemente poderoso.

Miniaturas de Gotrek Gurnisson y Felix Jaeger para Warhammer

Miniaturas de Gotrek Gurnisson y Felix Jaeger para Warhammer

La dinámica de la pareja resulta bastante interesante, en el sentido de que Félix (quien generalmente hace de narrador principal), jamás se siente plenamente reconocido por Gotrek, quien a su vez, parece aceptar la compañía del humano sólo a regañadientes y como parte de su infausto destino; sin embargo y solapadamente se deja entrever que ambos se tienen algún aprecio (y en más un momento hasta confianza), en el sentido de que en más de una oportunidad y sobre todo en los momentos de peligro, la presencia del enano tranquiliza los temores de Felix, y la espada de éste ha salvado la espalda de Gotrek en más de una oportunidad de alguna muerte indigna de cantar.

Originalmente, los relatos obran de la mano de William King (los primeros siete libros de la saga), para luego pasar a la pluma de Nathan Long (seis libros) y actualmente a las de Josh Reynolds (dos libros) y David Guymer (uno sólo).

Aunque hasta ahora solamente he leído “Mataorcos” (de Nathan Long) y actualmente recién he comenzado con “Mataskavens”, puedo decir que se trata, por supuesto, de historias absolutamente “palomiteras” (dudo que alguien podría esperar más de todo esto), pero de las cuales resulta bastante entretenido recrear en la mente, de la mano de autores que cumplen bastante bien con su oficio de narradores, la increíble geografía del Viejo Mundo, sus ciudades, castillos y fortalezas; recorrer los senderos por bosques y tierras salvajes, adentrarse en oscuras cavernas y túneles atestados de peligros; y reconocer los diversos personajes que pueblan y dan vida a este mundo, lo mismo que las idiosincrasias de las diversas razas que “conviven” en él, donde se explota una de las mayores virtudes de Warhammer: una diversidad casi ilimitada en un mundo que pese a ello y que por algún motido desconocido, igualmente resulta sumamente viable y congruente.

Los libros pertenecientes a William King son:

  • Trollslayer (Matatrolls)
  • Skavenslayer (Mataskavens)
  • Daemonslayer (Matademonios)
  • Dragonslayer (Matadragones)
  • Beastslayer (Matabestias)
  • Vampireslayer (Matavampiros)
  • Giantslayer (Matagigantes)

Los títulos escritos por Nathan Long son:

  • Orcslayer (Mataorcos)
  • Manslayer (Matahombres)
  • Elfslayer (Mataelfos)
  • Slayer of the Storm God (audio book only)
  • Shamanslayer (Matachamanes)
  • Zombieslayer (Matazombis)

Finalmente encontramos:

  • The Antology (por varios autores)
  • Road of Skulls (por Josh Reynolds)
  • Curse of the Everliving (por David Guymer)
  • City of the Damned (por David Guymer; historia de la cual estoy absolutamente hypeado por el “crossover” con Mordheim).
  • The Serpent Queen (por Josh Reynolds)

La saga completa está editada por Black Library (la editorial “literaria” de Games Workshop) y en español se encuentran disponibles, gracias a Timun Mas, los títulos que se han traducido en cursivas y entre paréntesis, los cuales también están disponibles en http://www.epublibre.org (pero no se lo cuenten a nadie, jejeje).

Portada para "City of the Damned" (Ciudad de los Condenados), a manos de David Guymer, uno de los últimos títulos de la saga y que relata las aventuras de la pareja en las misteriosas y llenas de peligro, calles de la prohibida ciudad maldita de Mordheim

Portada para “City of the Damned” (Ciudad de los Condenados), a manos de David Guymer, uno de los últimos títulos de la saga y que relata las aventuras de la pareja en las misteriosas y llenas de peligro, calles de la prohibida ciudad maldita de Mordheim

Resumiendo, se trata de una saga que, aún con varios títulos a su haber y sin mucha esperanza de tener un desenlace, al menos en el corto plazo, resulta muy entretenida de leer y a ratos, incluso absorvente. Si bien es cierto los títulos siguen cierta hilación y cronología, cada volumen es autoconcluyente y en tal sentido pueden ser leídos como texto independiente. Tampoco es necesario conocer en detalle el universo de Warhammer para disfrutar de esta lectura, sin embargo gran parte del goce de los textos surge del ansia de revivir las construcciones mentales preconcebidas del Viejo Mundo, ya que conociendo las extrañas políticas comerciales de GW, muy seguramente jamás podremos ver a esta pareja de aventureros en otro formato que no sean miniaturas, alguna novela gráfica y en el mejor de los casos algún vídeojuego chapucero, pese a lo extraordinario que sería ver llevadas a la pantalla grande toda la grandeza del Viejo Mundo, su geografía, sus maravillas, sus terrores, poderes y portentos.

Anuncios

2 pensamientos en “La Biblioteca de la Ludoteca: HOY “Las Aventuras de Gótrek & Félix”

  1. Interesante entrada la que has creado… Muy buen aporte!

    Aunque yo me decanté por leer otro tipo de libros inspirados en los mundos del rol o directamente de autores de ficción o fantasía, Warhammer no lo he jugado ni leído, me parece que son incontables los mundos creados a partir de mediados de los años 50.

    Y, además, debo decir que ganas de leer nunca faltaron, pero la escasez editorial fue enorme, así que hace ya un buen tiempo que vengo poniéndome al día con algunas sagas que no tuve la oportunidad de disfrutar en el pasado.

    Ya veremos de que viene la próxima entrada en este blog, las últimas me han gustado un montón.

    • Sí, he visto que tu biblioteca personal está bastante bien nutrida con títulos principalmente afiliados a los mundos de Dungeons & Dragons, pero yo, personalmente, difícilmente puedo con ellos. La verdad es que los encuentro demasiado estrafalarios y poco creíbles (aunque suene extraño en palabras de un fan de Warhammer); estos mundos requieren de un fino equilibrio ecológico para ser congruentes, lo cual no veo en los mundos de D&D (excepto “Los Reinos”)… aunque muy posiblemente aquella “balanza ecológica” esté alterada por cada quien, en función de los gustos personales… tal vez sería interesante escribir sobre aquello… al respecto creo recordar algún artículo de la revista Dragón… voy a investigar cuando vuelva a PUQ…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s