Marvel Dice Masters: “Avengers vs. X-Men” (reseña, reglamento y más…)

(Fuente imagen: BGG)

(Fuente imagen: BGG)

Debo reconocer que actualmente, este juego diseñado por Mike Elliot y Eric M. Lang y producido por WizKids, consume casi todo mi tiempo dedicado al ocio lúdico. Y no es que juegue a él como un orate, por el contrario, nunca he llegado a jugar siquiera una partida ni de iniciación… más bien me he dedicado a traducir sus reglas para editar un reglamento en castellano; en parte porque el juego me llama poderosamente la atención, en parte porque practico mi inglés y en parte porque me sirve como ejercicio de diseño, ya que no se trata solamente de una traducción de las reglas, sino que de una reimplementación de éstas para hacerlas más deglutibles por el público hispanoparlante… pero sobre eso me explayaré más adelante…

Dice Masters obedece al nombre comercial con que WizKids bautizó su propia “sofisticación” de la mecánica de construcción de mazos (deckbuilding), llevándola al uso masivo de dados, cuyo precursor fue el juego Quarriors. Dice Masters será, por lo que se prevé, una plataforma sobre la cual lanzarán varios juegos de enfrentamiento basados en universos de franquicias comerciales de alto impacto, siendo Marvel el primero (con Avengers, X-Men y algunos otros superhéroes independientes) y, según sé, estarían comprometidos o anunciados los universos de DC Comics y Dungeons & Dragons… En acaloradas conversaciones con otros ludotecarios, se ha discutido sobre la posibilidad de entrecruzar los distintos universos (Marvel vs. DC, por ejemplo), ante lo cual han aparecido ideas tan locas como interesantes al respecto, como por ejemplo la posibilidad única de enfrentar a Pickachu (de Pokémon) contra Raiden (de Mortal Kombat) o a Pantro (Thundercats) contra Acerino (Silverhawks) o a Winston (Ghostbusters) contra Chun Li (Street Fighter II), por no mencionar lo demás de CAPCOM, Nintendo, God of War, Caballeros del Zodíaco y otros viejos olvidados como Visionaries, Inhumanoids, He-Man, Marshall Bravestarr, etc… (jajaja)

Los puntos interesantes que propone Dice Masters es la oportunidad de enfrentar a 2 jugadores (y sólo 2 hasta el momento), en “combates” de cartas+dados de duración relativamente corta, pero que por la supuesta emoción, fluidez y componente temático, puedan sucederse varias partidas en ratos más prolongados…

Siendo lo más medular posible, cada jugador prepara su propio equipo de “súpers”, tan variado o restrictivo como se quiera o convenga, y se echan a pelear. Existen cartas de acción que son comunitarias (pueden ser utilizadas por ambos jugadores) y otras cartas de acción y de personajes que serán de propiedad de cada uno. Las cartas de acción y de personajes tienen asociados dados personalizados, cuyas caras indican distintos resultados y características relevantes en el desarrollo del juego, principalmente caras con resultados de energía (la cual se utiliza para adquirir o utilizar recursos, poderes, efectos, etc.) y caras de personaje, las cuales indican las características de éstos (su costo en energía para “alinearlo”, valores de ataque y defensa y habilidades especiales).

El turno de cada jugador se desarrolla llevando a cabo distintas fases en un orden establecido, siendo gran parte de ellas de índole administrativa, decisiones y mantenimiento (robar nuevos recursos, mover dados dentro de las distintas áreas de la zona de juego), siendo la Fase de Ataque una de las más relevantes, ya que aquí será donde los súper se van a agarrar de las mechas y a demostrar quién es quién. En términos generales, el jugador en turno resuelve la “alineación” de personajes disponibles (representados por dados y detallados en sus respectivas cartas) que irán a la refriega y el oponente deberá contrarrestarlos uno por uno con su respectivo equipo. De acuerdo a sus respectivos valores de ataque y defensa (y todos los modificadores posibles), estos personajes se harán y recibirán daño. Aquellos atacantes que no puedan ser bloqueados por el oponente, harán su daño directamente en la reserva de puntos de vida del jugador; cuando uno de los jugadores logra reducir los puntos de vida del oponente a cero, entonces gana la partida… Así de sencillo (para más detalles sobre la mecánica y desarrollo del juego, se puede consultar la excelente reseña del compañero y ludotecario honorario Felipe Campos en su blog (AQUÍ).

Otro de los aspectos más relevantes del juego, es su componente o metajuego marginal de coleccionismo, ya sea por el puro gusto de coleccionar o para pillarse los personajes adecuados para el equipo de “súper” que el jugador quiera armarse, de hecho, el Set de Inicio (imprescindible) viene con todo lo necesario para que dos jugadores puedan sostener partidas de carácter (muy) básico (10 cartas de acción básica y 24 cartas más los dados necesarios para articular 8 personajes). Vale decir que todos los set de inicio son iguales y vienen con los mismos personajes. Para otorgarle variedad al conjunto será necesario conseguir más cartas y dados… siendo el modo más convencional para hacerlo, la adquisición de sobres de expansión (los cuales traen dos cartas con sus respectivos dados), aunque también se pueden intercambiar, vender, comprar, robar, etc… Está demás decir que hay cartas comunes, poco comunes, raras y súper-raras.

También resulta entretenido el ver como los aficionados se las arreglan para almacenar y organizar sus colecciones... (Imagen: BGG)

También resulta entretenido el ver como los aficionados se las arreglan para almacenar y organizar sus colecciones… (Imagen: BGG)

... o los distintos componentes caseros y customizados, como alfombrillas y bolsas de dados (que las que trae el Starter Set más parecen bolsas de mareo...) (Imagen: BGG)

… o los distintos componentes caseros y customizados, como alfombrillas y bolsas de dados (que las que trae el Starter Set más parecen bolsas de mareo…) (Imagen: BGG)

En cuanto a la traducción de las reglas, decir que se trata de un trabajo que si bien se realizó ciñéndose al formato, orden y redacción del reglamento original, incluido en el Starter Set, la interpretación y redacción de cada párrafo se hizo en forma más o menos libre, con la finalidad de facilitar la comprensión al público hispanoparlante; del mismo modo, el formato general fue cambiado, para darle al conjunto un aspecto más “comiquero” y cómodo de leer. Como el texto superaba con creces las veinte páginas, decidí no incluir las partidas de ejemplo.

Otro aspecto de la traducción sobre el que debo advertir, es que para casi la totalidad de la terminología específica del juego, la traduje de modo más bien arbitrario al castellano… el asunto es que, haciendo un breve sondeo al respecto en un hilo de la BSK, pronto logré darme cuenta que al respecto no había (y no habría) convención alguna sobre varios términos… en esos casos, la experiencia me indica que lo más apropiado es que aquellas discusiones son bastante bizantinas y que por lo general se hacen eternas y no llegan a ninguna parte (en el peor de los casos), o nunca dejan satisfechos a todos (en el mejor).

Por ejemplo, uno de los términos más controversiales fue “SIDEKICK”, que son aquellos tipos de menor relevancia (en lo aparente) que acompañan a los personajes principales, así como Sancho acompañaba a Don Quijote o Robin acompañaba a Batman o el Chico Percebe lo hacía con Sireno Man (disculpen que me salga del universo de Marvel, pero son los mejores ejemplos). Estos sidekicks habitualmente sólo tienen algún (o ningún) poder menor y son arrastrados solamente por una fuerte determinación (exceptuando a Kato, de Green Hornet, por supuesto).

En fin, estos ayudantes de súper-héroes (o secuaces de súper-villanos) fueron traducidos como ASISTENTES, como se los llama, peyorativamente, en la película “Escuela de Súper Héroes” (Sky High), como se dobló para Latinoamérica (desconozco como se los llamaría en “Una Escuela de Altos Vuelos”, el doblaje español ibérico).

Sólo basta agradecer la traducción previa del compañero besequero Astrero, la cual me sirvió como guía en varios pasajes en los que anduve bastante perdido (sobre todo en aquel “callejón sin salida” que eran los términos “fielded” y “unfielded”). Y también la revisión con que me ayudó el ludotecario Emilio, ¡muchas gracias a ambos!

Finalmente, mencionar que además re-diseñé el tapete o alfrombrilla de juego en castellano y tamaño carta (21,6x28cm) para su impresión, la cual viene al final del reglamento y además se incluye independientemente en los vínculos de a continuación. También hice una playlist de youtube con temas súper heroicos, para acompañar las partidas.

Disfruten.

Zona de Descargas: