iOS boardgames y la ludoteca virtual de maese Díaz

Hoy conversábamos en el Hangouts (con Emilio Fontirroig, Felipe Campos y Ruloma), sobre el apoyo que brindó el ludotecario Fontirroig al Kickstarter para la edición digital del Twilight Struggle que ha lanzado (y ya cerrado) GMT Games, que probablemente saldrá para marzo de 2015.

La verdad es que con todo lo que me atrae el juego de marras (al que aún no he llegado a jugar, dicho sea de paso), y previo habérmelo pensado mucho, finalmente decidí no plegarme como backer y esperar a que saliera comercialmente para decidir si adquirirlo o no, siempre pensando en el formato de App para iOS, ya que también saldrá para varias otras plataformas, incluyendo Android, PC, Mac, PSN y X-Box, según tengo entendido.

El asunto es que sin darme siquiera cuenta, he juntado con el tiempo una ludoteca iOS bastante morrocotuda, de cuyos títulos, los hay de los cuales he utilizado en distintos niveles de compromiso, desde los que ni siquiera terminé el tutorial, hasta algunos que juego regularmente (y que son aquellos que mantengo instalados, ya sea en el iPad o en el iPhone).

Ya se ha debatido bastante, tanto en foros, blogs y podcasts (y seguramente también en conversaciones normales entre personas), sobre el tema de las adaptaciones de los juegos de mesa a plataformas virtuales, o incluso el desarrollo de Apps originales con formato de juego de mesa (como Hearthstone: Heroes of Warcraft), y sobre si el futuro de los juegos de mesa modernos pasa por el uso y/o explotación de estas tecnologías…

Desde hace tiempo que tenía preparados algunos borradores en los que había querido explayarme sobre este tema, ya que como foreveralone lúdico, algo de experiencia he recogido en mi solitario andar, y quisiera aprovechar esta oportunidad para volcar algo de ella sobre los visitantes de la Ludoteca de Pampala (y aprovechando que el ludotecario Emilio no se decide a publicar su nueva entrada… 😉 )

Como en todo orden de cosas, en iOS (y similares), es posible encontrar todo tipo de adaptaciones de juegos de mesa, hablando en términos de calidad, interfase y experiencia de juego… A continuación, mis impresiones basadas en la experiencia con los juegos que he tenido posibilidad de jugar en esta plataforma:

Al menos a para mi, prefiero que las adaptaciones sean, en términos de diseño e interfase, lo más fieles posible al juego físico original, con las sofisticaciones justas y necesarias que aprovechen las facultades tecnológicas del dispositivo, esto es: una música agradable que ayude a la inmersión, la posibilidad de iluminar los componentes o áreas susceptibles de ser jugados en el momento preciso y la ejecución automática (y veloz) de las tareas de mantenimiento, cálculos y demás.

No me agrada nada cuando las adaptaciones sofistican demasiado los términos del juego original, llegando a trocar la excelente y sana experiencia del juego de mesa, por la arrebatada y coprolálica experiencia de un vídeogame, como sucede, por ejemplo, con Warhammer Quest y me temo que también con Space Hulk, ambos desarrollados por Games Workshop (y sus asociados en este tipo de tareas).

Otro aspecto importante, y cuyo análisis resulta sumamente interesante, es el asunto de interjugabilidad para partidas multi-jugadores. La característica de interconectividad on-line de estos dispositivos resulta un punto muy fuerte cuando no existe la posibilidad de disponer de otros jugadores en términos físicos, paliando del mejor modo existente la imposibilidad de enfrentarse directamente a otros jugadores humanos. La explotación de este aspecto radica en la posibilidad que ofrecen algunos juegos de seleccionar oponentes aleatorios con experiencia similar a la nuestra, basándose en estadísticas de juego, lo cual asegura en cierto modo que las partidas siempre sean desafiantes, sin embargo, esta modalidad no está disponible en todos los juegos, y más aún, los hay aquellos que por no tener un público demasiado amplio, los tiempos de espera para hallar otro jugador pueden ser bastante incómodos (multiplicando incluso la sensación de soledad del jugador).

También existe la posibilidad de escoger oponentes on-line a través del uso de redes sociales, pudiendo quedar con amigos o conocidos distantes, lo cual siempre resulta interesante y desafiante. Para arreglar el tema de la ausencia de metajuego e interacción marginal entre los jugadores, muchos juegos ofrecen la posibilidad de chat, pero la verdad es que resulta una herramienta pobre y muchas veces inoportuna que ralentiza el juego.

También hay muchos títulos que ofrecen la posibilidad de jugar directa y físicamente con otros jugadores (en el mismo sitio), utilizando un único dispositivo o varios de ellos. Lo más natural sería que el dispositivo represente la mesa de juego puesta al medio, pero resulta que en muchos juegos, el manejo de ciertos componentes y recursos debe ser privado y secreto por parte de cada jugador, por lo que existe el modo pass-n-play en el cual los jugadores se van pasando el dispositivo a medida que se desarrollan sus respectivos turnos y en cada oportunidad, éste les muestra sus respectivos recursos y su situación con aquellos que son de carácter general; sin embargo esta modalidad puede resultar un poco incómoda.

Con respecto a la situación física entre los jugadores y el dispositivo, hay juegos que incluyen distintas configuraciones de acuerdo a si los jugadores rodean el dispositivo (como en una mesa) o si están enfrentados o se encuentran uno al lado del otro (como en el asiento posterior de un auto).

Otra posibilidad son las partidas locales, en las que mediante una conexión a través de red local (WIFI, 3/4G o Bluetooth), cada jugador puede jugar con su propio dispositivo.

Recuerdo que las primeras versiones del Scrabble podían ser jugadas con una App complementaria llamada “Tilerack”, la cual permitía utilizar un iPad como tablero al centro de la mesa, y cada jugador manejar sus propias fichas a través de sus respectivos iPhone. No sé por qué en las versiones siguientes eliminaron dicho complemento, porque pienso que se trataba de una posibilidad poderosísima para proyectar la adaptación de juegos en estas plataformas (posiblemente resultaba un poco demandante e incluso discriminatoria para aquellos que no poseían iPhone, pero a estas alturas…)

Luego viene la posibilidad multijugador sin otros jugadores humanos… para lo cual algunos juegos desarrollan la posibilidad de enfrentar inteligencias artificiales (robots, bots, etc…) Aquí la variedad es amplísima y resulta muy difícil conocer las propiedades algorítmicas, aleatorias o incluso arbitrarias que manejan éstas inteligencias y la verdad es que son muy escasas aquellas que se comportan de un modo que resulte satisfactorio en un 100%, ya sea porque son muy fáciles de derrotar, muy difíciles, muy erráticas, muy predecibles o si sencillamente dejan esa insana y frustrante sensación de que aquella inteligencia posee algún tipo de información o condiciones privilegiadas para sacar justo esa carta, ficha o tirada…

Creo que las mejores IAs son aquellas que otorgan la posibilidad de escoger distintos tipos de niveles de dificultad, e incluso comportamientos y hasta alineamientos, como en Carcassonne, en donde se pueden elegir bots malvados, sencillos, complejos, extraños, etc…

Otro aspecto destacable es el asunto de la portabilidad, permitiendo jugar partidas en condiciones que serían imposibles para un juego de mesa tradicional, como en medios de transporte o la fila en el supermercado, por ejemplo (o sencillamente la cama, la oficina, etc…)

Por supuesto, hay miles de otros detalles, como la prolijidad de los gráficos HD o la molestia de las imágenes donde se notan los pixeles, el aprovechamiento de las pantallas táctiles, el asunto de meter todo dentro de una sola pantalla o el uso de zoom o retina, pero creo que todos esos aspectos caen en las apreciaciones de tipo personal… tal vez sí sería interesante analizar la modificación de ciertos tipos de recursos de una plataforma a otra, como por ejemplo cambiar las tiradas de dados por el apretar un botón (o tocar un libro, como sucede en Elder Sign: Omens, donde el resultado es bueno, pero existen ciertos juegos en los que de verdad uno siente el deseo de lanzar los dados. Tengo entendido que existen Apps de algunos juegos que permiten hacer las tiradas con dados físicos y luego registrar el resultado, dependiendo de la honestidad del jugador para ello; también de dispositivos externos que virtualizan los dados y otros componentes… También existen juegos que incluyen sus propios dados virtuales, aunque la mayoría sólo ponen el resultado automáticamente y los menos proveen de dados animados, de los cuales algunos están gobernados por motores de física realmente penosos, excepto algunas excepciones, como Small World. También hay varias aplicaciones de dados y otros complementos de juegos, como relojes, marcadores de puntos, contadores de turnos y otras estupideces bastante poco útiles, pero que habitualmente están orientadas a los juegos físicos, de hecho, no conozco ninguna de ellas que pueda asociarse a otra App.

Una buena App de dados, con un motor de física estupendo, pero que funciona sólo con dados normales (d6), es MotionX Dice, lamentablemente ya no está disponible.

También existen algunas Apps complementarias de ciertos juegos específicos, como contadores de puntaje para el Agricola, contadores de losetas para el Carcassonne (las que incluyen las probabilidades de sacar tal o cual en los turnos restantes), dados poliédricos para rol, dados especiales de Warhammer, etc…

Como último (pero no por eso, menos importante), quisiera tocar un aspecto que me parece que debería ser sumamente delicado de tratar por parte de los desarrolladores… Me refiero a los tutoriales de juego en las aplicaciones. Y es que aunque la mayoría de los juegos disponen del buen y sano ejercicio de incluir el reglamento de juego en algún rincón de la App, nadie los lee, así que la etapa tutorial representa LA oportunidad que el jugador tiene para aprender y a la vez engancharse en el juego. Lamentablemente al parecer muchos desarrolladores no entienden este proceso y facultan a sus juegos de tutoriales aburridos y/o poco amistosos y/o incompletos y/o eternos, que hacen que el jugador tenga una mala disposición a seguir adelante, o que una vez completada la etapa, igualmente se sienta perdido dentro del juego propiamente tal. Muchos de los juegos que tengo los he desechado porque el tutorial me resultó infumable… de hecho, es aconsejable primero conocer el juego físico antes de jugarlo en plataformas virtuales, eso facilita bastante la comprensión de la interfase y los recursos.

Bueno, para finalizar, y como reza el título de esta entrada, mi propia ludoteca virtual en iOS. En negrita he destacado los juegos que actualmente persisten en mis equipos (iPad y/o iPhone); con (*) aquellos que ni siquiera terminé el tutorial; (**) tutorial completo y una o ninguna partida; (***) tutorial completo y más de una partida.

1. Hearthstone: Heroes of Warcraft (iPad)
2. The Magic Labyrinth (**)
3. Can’t Stop (***)
4. Memory (***)
5. Tigris & Euphrates (cortesía del Ludotecario Emilio) (iPad)
6. D&D Lords of Waterdeep (iPad)
7. Forbidden Island (**)
8. Ascension: Chronicle of the Godslayer (*)
9. Deep Green (ajedrez) (iPad)
10. Timeline (***)
11. Agricola (**)
12. Warhammer Quest (***)
13. Tikal (*)
14. The Battle of the Bulge (**)
15. Scrabble (+ Tilerack) (***)
16. Zombicide (**)
17. Mezcladitos (**) (una versión del Boggle)
18. Ludo (***) (una de sus miles de versiones)
19. Hey, that’s my fish! (***)
20. Ticket to Ride (+Europe +1810) (iPad)
21. Mancala: FS5 (**)
22. Small World 2 (iPad)
23. San Juan (iPad)
24. Tawla (*) (backgammon)
25. Apalabrados (iPad)
26. Rory’s Story Cubes (+Travels) (***)
27. Lego Creationary (**)
28. Rush Hour (***)
29. Carcassonne (+todas las expansiones disponibles) (iPad/iPhone)
30. Dead Man’s Draw (iPhone)
31. Wabash Cannonball (*)
32. Ticket to Ride Pocket (iPhone)
33. Ticket to Ride Europe (***)
34. iDixit (*)
35. Hive (***)
36. Elder Sign: Omens (***)
37. Colonos de Catán (**)
38. Roll Trough the Ages (***)
39. Genial (***)
40. UNO (***)
41. Hex Battle (*)
42. Marble Solitaire (***)
43. Silverstar (**) (go)

(No he incluido las baratijas de Zynga, jeje)

Bueno, con tanta tecnología, creo que también hace falta una App que sirva para administrar ludotecas y colecciones, a quién le he prestado tal juego, quién vende ese juego que quiero, cruzar wishlists/ventas, cruzar componentes que me sobran con aquellos que me faltan, intercambio de cartas coleccionables, etc… Ja!, soñar no cuesta nada…

PS: esta entrada no incluye ni imágenes ni hipervínculos porque para hacerla más inmersiva, la he redactado desde la App de WordPress en el iPad, en la cual incluir este tipo de recursos es una soberana lata, lo siento. Tal vez más adelante, con más tiempo y frente al compu, incluya esas cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s