MONOPOLY y el caso del billón de dólares

logo-mr-monopolyA diferencia de hoy en la actualidad, en los estados unidos de principios del siglo XX, existía la posibilidad de patentar un juego de mesa, de hecho, así lo demuestra la patente registrada por Elizabeth J. Magie Phillips en 1904, sobre un juego de su creación al que había llamado “The Landlord’s Game”, título que podría traducirse al castellano como “El Juego del Terrateniente” o “El Juego del Arrendador”.

Más tarde, en 1935, otro estadounidense, un vendedor de aparatos de calefacción de Pennsylvania, desempleado, llamado Charles B. Darrow, patentó un juego del cual, previamente, había intentado vender los derechos de producción a la juguetera Parker Brothers, pero que ésta había rechazado por presentar al menos 57 fallos de diseño… Lo de la patente fue con la intención de producir y vender el juego a escala familiar; pronto saldrían de la casa de los Darrow hacia algunas tiendas locales, varias cajas en cuya cubierta venía impresa la palabra “MONOPOLY”.

Debido al exitazo que supuso el juego de Darrow y la cantidad de clones del juego que no dejaban de aparecer por los condados y estados vecinos, Parker Brothers decidió echar pie atrás en su negativa y compró los derechos para comerciar y monopolizar (nunca antes mejor dicho) la producción del juego a escala industrial…

El resto es historia… O tal vez, no…

Años más tarde, a principios de los años 70s, otro estadounidense, esta vez un profesor de la Universidad Estatal de San Francisco llamado Ralph Anspach, jugador desde pequeño de Monopoly y a quien siempre le llamó la atención una hoja que antiguamente venía incluida con el juego, en la cual se relataba la inspiradora historia de sueño americano protagonizada por su creador, Charles Darrow, comenzó a desarrollar una idea para un juego basada en su conocimiento sobre lo reprochable, en términos legales y de economía, del establecimiento de monopolios en los mercados reales.

El asunto que llamaba la atención al profesor Anspach sobre la hoja con la historia del autor, que venía incluida dentro de las cajas del juego, era que hasta ese entonces, y es más, en ese único caso en particular, Parker Brothers nunca había hecho mención ni reconocido autoría personal alguna en ninguno de sus juegos, política que perduraría hasta 1991, año en que la juguetera fue absorbida por Hasbro, la cual luego continuaría hasta la actualidad.

Del hecho, trasciende el por qué el juego Monopoly representa la única excepción a la política de reserva sobre la autoría de juegos de Parker Brothers. Al parecer, Ralph Anspach suponía que dicha situación debía tener alguna muy buena explicación, aunque seguramente lo había atribuido, por sentido común, a una estrategia de promoción sobre espíritu emprendedor que intenta transmitir el mismo juego. Hasta entonces, dicha explicación le habría parecido satisfactoria y en consecuencia no ameritaba duda ni reproche.

Todo lo anterior cambiaría cuando en 1973, salió al mercado el fruto de la creación de Anspach en formato de juego de mesa. Un juego cuyo título original sería “Bust-the-Trust” (“Destruir la Confianza”). El asunto es que los estudios en economía del profesor Anspach, llevaron su imaginación a divagar por derroteros asociados al término monopolio y la ilegalidad de dicha práctica en el derecho moderno; luego, junto a su afición por el juego de Darrow, el espíritu emprendedor lo llevó a crear un juego en el cual el objetivo sería todo lo contrario que propone Monopoly, es decir, romper los monopolios comerciales, por el bien del interés común.

Hasta allí todo, bien. Ralph Anspach se había asociado con unos amigos para formar una editorial propia a través de la cual publicarían y comercializarían el juego, pero un detalle de último momento lo cambiaría todo. Acuciado por sus socios, quienes consideraban que el nombre “Bust-the-Trust” sonaba algo fuerte y que podría impactar negativamente en los resultados de ventas, decidieron alterar el título, cambiándolo por Anti-Monopoly: the bust-the-trust game”.

No bastó más que publicar el juego con ese nombre, para que Parker Brothers plantara una demanda judicial a Ralph Anspach por infringir las leyes sobre marcas registradas.

En principio, la defensa de Anspach se basó en la etimología y uso común de la palabra monopoly, de la cual nadie podría tener facultar alguna para registrarla, pero al poco, y pese a que dicho argumento era en apariencia lo suficientemente sólido, los agresiva presión que ejercían los tiburones legales de Parker Brothers, lo obligaron a endurecer su línea y a recabar en antecedentes que sostuvieran mejor su teoría ante los tribunales. Y así fue como descubrió que Parker Brothers no solamente estaría impedida de adueñarse del término monopoly, sino que probablemente tampoco debería poseer derecho alguno sobre el juego, propiamente dicho.

La investigación que hizo el profesor Anspach lo llevó a descubrir que la “creación” de Charles Darrow y cuyos derechos había comprado Parker Brothers, no era sino una copia del juego que Elizabeth Magie había creado en 1902 y patentado en 1904 con el nombre de “The Landlord’s Game”.

Había sucedido que del juego de Elizabeth Magie surgieron muchísimas copias artesanales y con variaciones de carácter local, copias que proliferaron bastante en medida de las pocas posibilidades asociadas a la época para mantener algún control en aquel tipo de asuntos, tanto así que Maggie volvió a patentar el juego en 1924.

Con esos antecedentes, pronto se formó en la cabeza de Anspach la acusación sobre que los derechos que Parker Brothers había pagado no eran más que los de la copia de otro juego ya patentado y cuya proliferación se había salido de control. De allí la insistencia de Parker Brothers sobre la autoría de Charles Darrow en el juego; de allí la excepción que hizo Parker Brothers a su política de reserva sobre la autoría de sus juegos en favor de Darrow; de allí la verdadera explicación de haber incluido en las cajas aquella hoja con la historia de emprendimiento y sueño americano protagonizada por Darrow.

Las evidencias apuntaban contundentemente a que Parker Brothers ocultaba la verdad por medio de atribuir fuera de toda duda la creación del juego a aquel vendedor desempleado de aparatos de calefacción de Pennsylvania.

No obstante, la capacidad de ejercer presión de un gigante de la industria como Parker Brothers se iba a hacer sentir y el proceso judicial, entre acusaciones, demandas, apelaciones y otros recursos, se extendería hasta 1986, cuando finalmente el Tribunal Supremo de Justicia falló a favor del profesor Anspach. En el camino salieron a la luz varias versiones “folklóricas” previas al Monopoly que Parker Brothers había llegado a conocer y ocultado mediante cuestionables prácticas. También, durante el proceso, Ralph Anspach debió hacer reiteradas modificaciones a su juego y al título de éste, incluyendo además algunas prohibiciones de comercialización y hasta el entierro de 40.000 copias del Anti-Monopoly en Minnessotta.

Pese a la victoria legal de Raph Anspach y de hasta su publicación de un libro en el que relata su batalla y descubrimientos, llamado “La Estafa del Billón de Dólares de Monopoly”  y también conocido como “MonopolyGate”, en alusión al escándalo de Watergate, la enorme influencia de Parker Brothers logró incidir en la modificación de las leyes sobre copyrights, con lo que igualmente consiguió retener el registro comercial de la palabra monopoly, la cual es hasta día de hoy propiedad de Hasbro International.

Es posible encontrar más detalles al respecto de esta historia en el sitio web de la Asociación Cultural Jugamos Todos, de la cual se han recabado los antecedentes de ésta, junto a Wikipedia y algunos otros recursos de la Ludoteca de Pampala.

LdP_Press

BIBLIOGRAFÍA

  1. “El Anti-Monopoly de Ralph Anspach”, entrada website Asociación Cultural Jugamos Todos (http://www.jugamostodos.org/index.php?option=com_content&task=view&id=973&Itemid=38)
  2. Monopoly, entrada en Wikipedia en español (http://es.wikipedia.org/wiki/Monopoly)
  3. Monopoly, entrada en Wikipedia en inglés (http://en.wikipedia.org/wiki/Monopoly_(game))
  4. Anti-Monopoly, entrada en Wikipedia en inglés (http://en.wikipedia.org/wiki/Anti-Monopoly)
  5. The Landlord’s Game, entrada en Wikipedia en inglés (http://en.wikipedia.org/wiki/The_Landlord’s_Game)
  6. The Anspach Archives Collection PDF (http://landlordsgame.info/articles/Anspach-Collection-Description.pdf)
  7. History Detectives Episode 2, 2004 PDF (http://www-tc.pbs.org/opb/historydetectives/static/media/transcripts/2011-04-08/202_monopoly.pdf)
  8. The Billion Dollar Monopoly® Swindle, Ralph Anspach, Xlibris Corp. (2nd. Ed. 2010).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s