Historia de Parker Brothers

“The George S. Parker Co.” fue fundada por su creador homónimo, George Swinnerton Parker en 1883, en el pintoresco pueblo de Salem, Massachussets (famoso por los juicios de brujería celebrados entre 1692 y 1693).

Acontece cierta anécdota que cuenta que George Parker había mostrado interés por la creación de juegos de mesa desde la infancia. A la edad de 16 años inventó un juego con mecánicas económicas al cual llamó Banking, con el cual logró un inusitado éxito entre su familia y círculo de amistades más cercanas. En el juego, cada jugador debía lograr obtener las mayores ganancias a partir de cierto préstamo entregado por un banco e incluía 160 cartas con diferentes pronósticos financieros positivos y negativos.

Al parecer el juego resultó bastante satisfactorio de jugar, ya que su hermano, Charles, logró convencerlo para que intentara publicarlo. Luego de obtener respuestas negativas en dos compañías jugueteras de Boston, George decidió utilizar 40 dólares de peculio propio para producir una pequeña tirada de 12 ejemplares, los cuales logró vender en su totalidad, obteniendo una ganancia de 100 dólares; fue así como decidió fundar su compañía ese mismo año.

En 1888, se unió a la empresa su hermano Charles, con lo cual se modificó el nombre a su denominación definitiva de “Parker Brothers”. Ese mismo año se publicó uno de sus clásicos más antiguos, el Tiddledy Winks.

Durante sus primeros años los juegos que publicaban solían estar basados en acontecimientos sociales o políticos de importancia, con lo cual aseguraban el interés del público y, por supuesto, las ventas. Entre sus primeros juegos destacan el Klondike, un juego de cartas en solitario que se tematizó con la fiebre del oro en Alaska, y The War on Cuba (Guerra a Cuba), publicado en 1898, el cual estaba basado en la guerra de independencia contra España y se jugaba disparando balas de madera a soldados troquelados, utilizando un rudimentario “cañón de mano”.

Otros juegos destacables que fueron publicados durante la década de 1890 son Peter Coddles, el cual constituyó toda una serie de juegos protagonizados por aquel personaje, Crossing the Ocean (1893), Mansion of Happiness (1894) y Black Cat Fortune Telling (1897).

Para el cambio de siglo la industria juguetera en general y de los juegos de mesa en particular comenzó a captar el interés de las masas, tendencia con la cual Parker Brothers comenzó a hacerse lucrativa, con lo que mejoraron bastante las prestaciones productivas, generando mayores tiradas y una mejor calidad de diseños y componentes.

En 1906 la empresa publicó Rook, un juego de cartas que alcanzó bastante éxito por aquellos años y que significó ganancias para la compañía hasta ese momento sin precedentes.

Durante las primeras décadas del nuevo siglo, la compañía siguió publicando juegos casuales en forma más o menos masiva, asegurando las ventas por medio de mantener satisfecha la demanda de juegos a base de cantidad más que de calidad, hablando en términos lúdicos, por lo que en este período no habría demasiados títulos destacables, aunque vale mencionar la calidad gráfica de The Wonderful Game of Oz (1921), el cual estaba basado en la historia de “El Mago de Oz”, y Sorry! (1929), el cual también es considerado uno de los clásicos de la empresa.

Se suele mencionar que Parker Brothers, a diferencia de su principal competencia en ese tiempo, Milton Bradley, tenía una filosofía de producción y mercadeo para nada suscrita a conceptos altruistas sobre educación y sana convivencia hogareña, siendo comunes en su catálogo los juegos de índole financiera y de otros temas, en una clara política de desahogo en cuestiones morales; la esencia de Parker Brothers era publicar juegos para divertir sin más.

Parece ser que aquella política terminó incluso incidiendo en la utilización de recursos un tanto inescrupulosos para el desarrollo de sus productos, acudiendo en ocasiones a prácticas legales poco ortodoxas para conseguir conceptos de juegos y declaraciones de autoría a base de patentes.

El caso más emblemático de lo anterior fue la publicación de Monopoly en 1935, en pleno período conocido como la Gran Depresión Mundial.

De acuerdo a lo que se sabe al respecto, lo cual fue esclarecido a través de un largo proceso judicial bastante posterior y a colación de eventos totalmente independientes, el concepto original del juego obedecía al desarrollo de estudios universitarios en el campo de la economía de masas, el cual buscaba crear un modelo lúdico capaz de demostrar las bondades de un sistema económico fundado en la cooperación entre los participantes, frente a lo perjudicial que eran los sistemas basados en competencias y monopolios comerciales. Dicho modelo fue recogido por una mujer llamada Elizabeth Maggie, la cual refundió la parte monopólica del juego en un conjunto al que llamó The Landlord’s Game (El Juego del Arrendador), el cual patentó en 1904 y produjo a nivel doméstico a partir de esa fecha. El juego de marras consiguió cierto revuelo y se propagó de modo artesanal por varias ciudades del este de los Estados Unidos.

Dicho juego fue copiado con algunas sofisticaciones por un tipo llamado Charles B. Darrow, quien normalmente se desempeñaba como vendedor de artefactos y equipos de calefacción en el sureste de Pennsylvania y New Jersey, y que en 1934 intentó vender el modelo a los hermanos Parker, quienes en esa primera instancia lo rechazaron; de acuerdo al informe correspondiente, la empresa aseguraba que el juego de Darrow presentaba al menos 57 errores de diseño.

Sin embargo, al año siguiente y luego de hacer que Darrow patentara el juego con el nombre de Monopoly, decidieron publicarlo con el éxito conocido por todos. A partir de ese entonces aquel juego quedaba en manos exclusivas de Parker Brothers, quienes a su vez debieron de haber pensado que incluso el uso comercial de la palabra “monopoly” en juegos de mesa, les pertenecía…

La demanda de Monopoly llegó a ser tan inmensa que la línea productiva de Parker Brothers sencillamente no daba abasto para satisfacerla, tanto así que durante los años venideros serían bastante frugales en cuanto al desarrollo de títulos destacables, siquiera de alguna mención, tal vez con la única excepción de otro de los grandes clásicos de la compañía, Clue en 1949, una licencia adquirida a la compañía inglesa “Waddington”, la cual publicaba el juego en Europa con el nombre de Cluedo, una combinación entre la palabra “clue” (“pista” o “indicio” en inglés) y “ludo”. Vale mencionar que la mecánica de deducción de este juego fue implementada por primera vez en un juego comercial por el diseñador Anthony Pratt en su juego original Murder! (1944), el cual sufrió algunas modificaciones y cambió de nombre al ser producido por Waddington; esta mecánica ha sido copiada en gran cantidad de juegos de deducción posteriores.

Por lo demás, los nuevos proyectos de Parker Brothers tendrían un marcado enfoque hacia el tema del comercio y la banca, de hecho, el mismo Charles Darrow publicó alguno que otro juego, como el Bulls and Bears: the Great Wall Street Game en 1936.

El 26 de septiembre de 1952, en Boston, murió Geroge S. Parker, quien hasta entonces se había desempeñado como Director de la empresa, la cual y a pesar de aquello, continuó funcionando como un negocio familiar; en el año 1955 se publicó Careers con algún éxito, y en 1959 llegaría el que probablemente se convertiría en el segundo caballo de batalla más importante de la compañía después de Monopoly, un juego creado por un director de cine francés llamado Albert Lamorisse, el que pretende representar un conflicto armado a escala global y que originalmente se llamaba La Conquête du Monde (La Conquista del Mundo), pero que se decidió publicar con el nombre de Risk, como se lo conoce en la actualidad.

En 1963 la empresa fue absorbida por un consorcio mayor, pasando a formar parte de “General Mills”, un conglomerado comercial que congregaba varias otras compañías, la gran mayoría de ellas relativas al sector de la industria alimenticia. Pese a ello, gran parte de la planta de Parker continuó trabajando normalmente y la compañía no llegó a perder su nombre, principalmente en favor de conservar el prestigio y la fidelidad de su público.

Bajo el estandarte de General Mills, Parker Brothers amplió su producción hacia la industria juguetera propiamente tal, con su nuevo producto “Nerf Ball”, el cual sería la base de la futura línea “Nerf”, una serie de juguetes cuyo diseño estaba basado en la utilización de un componente llamado Non-expanding Recreational Foam (espuma recreacional no-expandible), de cuya sigla se deduce su nombre comercial.

En 1972, se publicaron dos títulos bastante interesantes, uno de ellos fue el Boggle, un juego que trataba de formar palabras utilizando los resultados de unos dados cuyas caras mostraban letras en lugar de números, y Ouija, el cual no era un juego propiamente tal, desde un punto de vista lúdico, sino una versión comercial de la famosa tablilla utilizada en espiritismo para la supuesta comunicación con el “más allá”… en realidad toda una rareza dentro del género.

En el año 1979, Parker Brothers compró los derechos a “Gibson Games” para producir y distribuir un juego en el cual los jugadores en lugar de competir entre ellos, debían cooperar para lograr la victoria, una mecánica que si bien ya existía, no se había desarrollado con mucho éxito hasta ese entonces. El juego trataba sobre el escape de unos prisioneros de guerra en el campo de concentración alemán del Castillo Colditz, durante la 2da. Guerra Mundial. El juego, llamado Escape from Colditz (La Fuga de Colditz) fue diseñado por Brian Degas y el mayor del Ejército Inglés MBE MC Patrick Reid, el cual efectivamente fue prisionero en dicho complejo penal de guerra y cuenta históricamente entre quienes consiguieron escapar con éxito de él.

Otros títulos destacables de la década de los 70s fueron Masterpiece, publicado en 1970 y Flinch en 1975. No obstante, la agenda de Parker Brothers durante aquellos años no estuvo marcada precisamente por el desarrollo de juegos de mesa, sino por el desarrollo de uno de los procesos legales más importantes que se ha llevado a cabo, relacionado con el mundo lúdico, desde que comenzara la industrialización y comercialización masiva de juegos de mesa…

En el año 1973, salió a la venta, por parte de un emprendedor independiente, un juego llamado Anti-Monopoly, the bust-the-trust game, en el cual, mediante una mecánica bastante similar a la del Monopoly de Parker Brothers, los jugadores debían romper ciertos monopolios establecidos, por el bien del interés común.

La aparición de este juego encendió las alarmas de alerta en la compañía creada por los hermanos Parker, la cual sintió amenazados y vulnerados sus derechos sobre uso de marcas registradas y no tardó en plantarle una demanda judicial al creador del Anti-Monopoly, un profesor de la San Francisco University, llamado Ralph Anspach.

La estrategia que en principio escogió Anspach para su defensa fue que la palabra “monopoly” era un término de uso público, común y ordinario principalmente en el ámbito financiero y legal, que por lo tanto no podía ser registrado como marca comercial. Aunque era un argumento bastante sólido, al menos para salir bien librado de aquel entrevero, la amenazante posición de los tiburones legales de una empresa millonaria como Parker Brothers, encima con todo el conglomerado de General Mills como respaldo, Ralph Anspach se dedicó a profundizar más sobre el desarrollo del juego Monopoly y su concepción, no tardando demasiado en llegar a sus orígenes como modelo de un estudio universitario sobre comportamientos en economía y al juego patentado en 1904 por Elizabeth Maggie, el ya mencionado The Landlord’s Game.

Con aquel conocimiento y junto a bastantes más antecedentes que logró recabar sobre la jugada hecha por Parker Brothers al momento de publicar Monopoly, Ralph Anspach pronto cambiaría su estrategia de defensa, pasando al ataque y acusando al gigante de la industria de los juegos de mesa de haber plagiado un juego que ya había sido patentado. Sin embargo este proceso judicial se extendería por varios años…

En tanto, las décadas de los 70s y 80s habían traído consigo la exploración de nuevas vetas comerciales a través de la publicación de juegos mediáticos basados en franquicias comerciales exitosas de la televisión y del cine, como fue la tónica de la industria en aquellos años; así veríamos títulos como Bionic Crisis (1975) basado en la exitosa serie “The Six Million Dollar Man”, The Muppet’s Show (1977) o E.T. (1982).

Desde finales de los 70s y comienzos de los 80s, también aparecerían algunas versiones electrónicas de juegos ya publicados e incluso videojuegos que tuvieron bastante aceptación del público que hacía uso de aquellas nuevas tecnologías para la diversión doméstica; de entre ellos los más populares llegaron a ser el “Frogger”, desarrollado junto a Sega, y “Q*bert”, desarrollado junto a Gottlieb.

En el año 1986, el conflicto legal entre la empresa y el profesor Anspach, había escalado hasta el Tribunal Supremo de Justicia de los Estados Unidos, el cual finalmente falló a favor del creador del Anti-Monopoly, quien consiguió una millonaria demanda y la libertad para publicar su juego con dicho nombre; incluso llegaría a publicar un libro donde relata los detalles del caso y de su investigación sobre lo que él llamó el fraude de Parker Brothers . Sin embargo, tal era la enorme influencia de la compañía, que durante el proceso llegó a conseguir la modificación de algunas leyes sobre copyrights, por medio de lo cual igualmente logró retener el derecho comercial sobre la palabra “Monopoly”.

En medio de aquel proceso jurídico, General Mills se fusionó en 1980 con el holding “Kenner”, con lo que el nombre de la compañía cambió a “Kenner-Parker Toys Co.”, aunque el nombre comercial de Parker Brothers se mantuvo al menos en los juegos de mesa.

Ya de cara al siglo XXI, desde mediados de los 80s y en los 90s, el desarrollo de nuevos títulos por parte de Parker Brothers se volvió bastante irrelevante, pasando a una política de producción sumamente conveniente desde el punto de vista comercial, basada en la explotación de sus propios clásicos, ya sea en nuevas y repetidas re-ediciones necesarias para satisfacer la demanda y la publicación de nuevas versiones o sofisticaciones de los mismos.

En 1987 se adjudicó una licencia que hasta ese entonces manejaba Milton Bradley, para producir el juego Stratego, un clásico moderno desarrollado por Jacques Johan Mogendorff. El mismo año, Kenner-Parker Toys Co. fue comprada por la juguetera Tonka, la cual a su vez fue adquirida en 1991 por el entonces creciente gigante de la industria del juguete, Hasbro, bajo cuya dirección continuó existiendo como sello productor de juegos de mesa hasta principios del nuevo milenio.

En 1999, se produjo una de las últimas jugadas de la compañía, compartiendo junto a su antigua competencia, Milton Bradley (que también había sido comprada por Hasbro), la producción para Estados Unidos y Canadá de otro clásico moderno, el Scrabble, cuya licencia de producción y distribución para el resto del mundo pertenecía a otro de los gigantes de la industria y rival de Hasbro: Mattel.

A partir del año 2010, igual como sucedió con Milton Bradley, Parker Brothers comenzaría a declinar para finalmente desaparecer en favor del que entonces sería el nuevo sello de juegos de mesa de Hasbro, “Hasbro Gaming”.

Tiddledy Winks (1888)

Santa Claus Game (1890)

The Black Cat Fortune Telling Game (1897)

The Wogglebug Game of Conundrums (1905)

The Wonderful Game of Oz (1921)

Sambo Five Pins (1921)

Comical History of America (1924)

Sorry! (1929)

Camelot (1930)

Finance and Fortune (1932), con una de las primeras apariciones de quien se convertiría posteriormente en Milburn “Rich Uncle” Pennybags, más conocido como “Mr. Monopoly”

Monopoly (1935)

Rook (1943)

Clue o Cluedo (1949)

The Great Game of Who? (1950)

Across the Continent (1952)

Risk (1959)

Flinch (1963)

Masdterpiece (1970)

Boggle (1972)

Ouija (1972)

Pay Day (1975)

Bionic Crisis (1975)

Water Works (1976)

The Muppet Show (1977)

Mork & Mindy (1979)

E.T. (1982)

Q*bert (1983)

Dune (1984)

Advance to Boardwalk (1985)

Monopoly Jr. (1990), la explotación de éxitos ya publicados dio fruto a muchísimas versiones y sofisticaciones de los juegos clásicos de Parker Brothers. En ésta incluso se introdujo a parte de la familia del Sr. Monopoly, sus sobrinos Andy, Sandy y Randy

Las imagenes han sido cogidas de este tablero de Pinterest.

Anuncios

13 pensamientos en “Historia de Parker Brothers

  1. Aquí te dejo un dato curioso que probablemente no sepas. El juego más vendido de Parker Brothers antes del Monopoly fue el Pit, que vendió unas 700.000 copias en sus primeros meses de lanzamiento, todo un éxito. El juego nuevamente fue “tomado prestado”, esta vez de Harry Gavitt, y junto con Edgar Cayce lo transformaron en el juego de griteríos y risas que conocemos. ¿Y quién es ese Edgar Cayce? Nada menos que el famoso mentalista, síquico y vidente, famoso por ser la fuente primaria y fundador remoto del resistido movimiento New Age.

  2. Otro dato curioso: el Rook, publicado en 1906, fue creado con un propósito específico: evitar ser prohibido por algunos cultos religiosos.
    Resulta que el mazo de naipes tradicional, además de pagar un impuesto especial tal como el tabaco (incluso venía con su respectiva estampilla) pasó por una época en que fue tremendamente mal visto, especialmente por su asociación con las apuestas y la cartomancia.

    Un grupo en particular, los Menonitas, ubicados principalmente en Pensilvania, y los puritanos en general, prohibieron el uso de los naipes tradicionales, aduciendo el mal ejemplo que conllevaban. Fue así como a George Parker se le ocurrió este mazo de naipes, numerados del 1 al 14 en cuatro colores, sin monos, y solamente con el “Rook”, ese cuervo que es la baza más alta del juego.

  3. Por último, si quieren conocer algunos de los juegos que publicaron en la lista, tengo un Rook de 1956, el Advance To Boardwalk, Masterpiece, Flinch, Boogle y Monopoly Junior justo en las versiones que publicaron en su nota, un Risk primera edición (segunda impresión), y un Monopoly de alrededor de 1960… sellado!
    Si algún día los quieren ver simplemente me avisan!

    • Que menuda Ludoteca digna de museo… algún día tienes que contarnos cómo te hiciste con ella.
      Y también muy buenos e interesantes los datos… Si leíste la historia de Milton Bradley verás que él también recurrió al cambio de componentes tradicionales con un propósito similar…

      Enhorabuena, saludos y gracias por el interés.

  4. Que maravilla de artículo. Para los que somos fanáticos de los tableros, ver esas imágenes de las primeras versiones de juegos clásicos es un gran placer. Gracias por eso, y por el trabajo que pusieron en el artículo. La historia de estas empresas emblemáticas no deja de ser entretenida e interesante.

    • Para nosotros los frikis jugones, creo que uno de los aspectos más interesantes es poder ser testigos del desarrollo de aquellas empresas que precursaron el nacimiento de los juegos de mesa modernos, desde orígenes transversalmente humildes y sumamente emprendedores, y luego venderse al diablo verde de lo mediático y de lo explotador a niveles casi repudiables…

      Gracias por el interés.

  5. Para rematar con otra curiosidad: si quieren escuchar la voz de Charles y George Parker, promocionando la Ouija en la radio, alrededor del año 1929:

  6. Pingback: Historia de KOSMOS | La Ludoteca de Pampala

  7. Al igual que el artículo de MB, dejáis de lado la relación con los puzzles, no se si es que no lo considerais un juego de mesa o no es lo suficientemente atractivo para tu blog, en este caso disculParme el mayor fabricantes de puzzles de Estados Unidos y uno de los mas buscado y cotizados por las formas de las piezas incluyendo los tesoros escondidos dentro de los puzzles, piezas con formas reconocibles dentro de los mismos…

    • Tranquilo, me gustan mucho los rompecabezas. Muchas gracias por los antecedentes sobre MB, resultan muy interesantes. Me encantaría poder ver en vivo y en directo un juego de McLoughlin, enhorabuena por eso.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s