To be or not to be… a Patreon

to_blog_or_not_to_blog

Nota previa: he decidido publicar esta entrada única y exclusivamente como lo que es: una opinión en un blog opinión relativa al mundo de los juegos de mesa en habla hispana. No intento realizar una crítica pseudo-profesional ni tampoco un ataque competitivo contra otros medios difusores de la afición, de hecho, este espacio desde hace tiempo ha dejado el formato podcast… y es por eso que todo lo que aquí diga, debe ser considerado como lo que ya dije, mi opinión personal como consumidor de podcasts de juegos de mesa en habla hispana.

La temporada recién pasada de El Tablero Podcast, no fue de las mejores; lo que al final de la (genial) temporada anterior parecía que iba a convertirse en una plataforma de micro-podcasts de colaboradores, aderezada con los comentarios estilo “editorial” y crónicas de Kabutor, terminó no siéndolo. Si a lo anterior sumamos la aparente retirada del mayor de sus aportes, Celacanto, y además la intromisión de temas “other than board games” como sección final de cada episodio, creo que la opinión inicial de este párrafo se justifica de sobra.

La actual temporada no ha partido mucho mejor (aunque confieso que escribo esto antes de escuchar el episodio 2); la noticia de que Celacanto, aparentemente abandona El Tablero de forma definitiva, la insistencia en aquella infame (dicho por el propio Kabutor) sección sobre miscelánea distinta de los juegos de mesa y la llegada de un colaborador, admitámoslo, lamentable, no parecen demostrar que la cosa vaya a mejorar. Con todo, Kabutor nos sale que se está planteando hacerse un Patreon con el podcast, justo cuando yo estaba planteándome quitarlo de mi lista de “imprescindibles”.

Más o menos en forma paralela, los Visludica Army también han anunciado que se servirán del Patreon para financiar el podcast, aduciendo dicha necesidad a la mantención de su independencia… Sin embargo aquí el asunto es bastante distinto al caso de El Tablero, debido a que, en mi humilde opinión, Vis Ludica continúa punteando mi lista de podcasts “imprescindibles”, aunque (— no os confiéis, muchachos—) ya no están en el 1er. lugar de mi ranking, lugar que actualmente ocupan los chicos de Más Madera, el cual me resulta el podcast más interesante de la escena lúdica actual en habla hispana.

Ahora bien, que no se me malentienda; no encuentro mal alguno en que un podcast quiera monetizar su esfuerzo para poder automantenerse, solventar su independencia, generar mejoras, etc, ánimo que se agradece y herramienta que seguro muchos utilizarán para poder apoyar y/o devolver la mano por la labor que éstos realizan.

En dicho sentido, servirse o no del Patreon u otras plataformas similares (durante 2014 ya se polemizó con el asunto del flatter), resulta una decisión personal de cada quien, pero creo que al momento de hacerlo, habría que considerar ciertas presunciones básicas, las cuales paso a detallar:

  • Si deseo pedir dinero por algo, debo asegurarme que mi “algo” es merecedor de dicha solicitud… Corolariamente, si antes no pedía nada a cambio de mi producto y ahora quiero empezar a hacerlo, debería introducir cambios que ameriten el pago, de lo contrario no habrá una buena recepción.
  • La “profesionalización” no debería verse como “el siguiente paso natural” y creo que la pátina de lo amateur es algo muy apreciable aún. El otro día alguien había tuitiado una encuesta donde preguntaba quién debía financiar a los difusores de la afición, poniendo como alternativas a las editoriales, los autores, etc. Yo pienso que los difusores podrían comenzar a ganar dinero en cuanto la afición capte de tal modo la atención del público de masas, que la opinión de estos difusores (incluso críticos) comience a ser solicitada por los medios de comunicación social… Hasta que eso no suceda, habrá que continuar sacándole brillo a la chapa de amateur.
  • En el contexto de lo anterior, hay que comprender, de buena fe, que habrá quienes no puedan e incluso quienes no deseen pagar, por algo a lo que antes accedían gratis, gracias al ánimo altruista del emisor; lo que sí sucederá es que habrá una minoría la cual sí se permitirá realizar un pago sensato, como retribución al bien que producen dichas emisiones.
  • Producto de aquello, no resulta bien vista la segregación de contenidos para mecenas y no-mecenas (y mucho menos la discriminación absoluta); para decirlo en claro, las emisiones “exclusivas para” resultan odiosas. Las retribuciones para quienes pagan deberían basarse en otro tipo de estímulos… Estoy seguro que quienes aportan con dinero a estas iniciativas, a diferencia de lo que sucede en Kickstarter, lo hacen de modo altruista y no para acceder a beneficios exclusivos. David Arribas ponía en el tuiter que él prefería el Nesquik en lugar del Cola-Cao, porque el Cola-Cao hacía grumos, pues bien, yo considero que un podcast con contenidos exclusivos para quienes pagan es como una cocoa con grumos; el podcast, como plataforma, tradicionalmente se asocia a lo amateur (aquello que se hace por amor); claro que puede solicitarse dinero por ello, pero no creo que pueda demandarse el pago para tener acceso al contenido; eso se llama pay-per-view y pertenece a otras esferas de relación producto/consumo.

En sentido de estas observaciones, creo que los que han servido de vanguardia en esto del Patreon: Días de Juego, Análisis-Parálisis y La Colina de Avalon, lo han hecho estupendamente, y los nuevos que pretenden optar por la herramienta de financiamiento deberían de seguir su ejemplo, aunque como ya he dicho, se trata de una decisión personal. Por lo pronto, La Ludoteca de Pampala continúa gratis, para todos.

 

trumpet

Anuncios

10 pensamientos en “To be or not to be… a Patreon

  1. Interesante aporte. Antes que nada decir que el único Patreon en el que me he metido hasta ahora es en el reciente de Vis Ludica. Antes de que ellos se decantasen a “patronizar” su medio tenía y defendía una ideología que en parte sigo teniendo y defendiendo (lo dije en una entrevista: “igual que creo que deben existir ciudades sin parquímetros… creo también que deben existir podcasts y canales de video que no pidan dinero a su audiencia”, no en vano mi podcast, en catalán, lleva desde los inicios en 2011 generando contenidos de manera altruista). Creo que los oyentes tenemos que discernir qué valores nos aporta cada medio para valorar si queremos apoyarlo económicamente. La semi-profesionalidad o la profesionalidad no son valores, son características. Para mí los valores que me aporta Vis Ludica son principalmente dos: pluralidad e independencia. Sé que las fórmulas iniciales del Patreon pueden ser polémicas y no demasiado populares, pero para eso estamos la comunidad, para dar nuestro punto de vista de cómo queremos que se nos trate y que orgánicamente el medio y la calidad de sus contenidos crezca. Ese es el compromiso y en eso estamos trabajando. Gracias por preocuparos del tema.

    • Gràcies Miquel per els teus comentaris…

      Se nos había quedado en el tintero, y es muy importante lo que comentas sobre independencia y pluralidad asociado a los contenidos. Hoy en día están tan manejados los contenidos que ya casi no nos damos cuenta y tener opiniones diversas e independientes se valoran tremendamente.

      Sé que ninguno de los muchachos que tienen programas pretenden bajar la calidad de lo que hacen… al revés, se que siempre intentan mejorar, y eso tiene un costo asociado… Equipos, viajes, tiempo, etc..

      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí

  2. Bueno, a lo largo de estos 8 años hemos tomado muchas decisiones, hasta el momento ninguna tan polémica como esta, aunque claro, no había ni terreno ni dineros de por medio. Soy de la opinión y ya sabes que yo soy mucho de parafrasear, que nada es más valioso para nosotros que el derecho de los oyentes a protestar por nuestro Patreon. Tu eres libre de decidir lo que haces y lo que escuchas y yo respeto tu derecho a hacerlo.

    • Reconozco que tu juicio fue uno de los aspectos que más sopesé al momento de decidir publicar o no la entrada, ya que tu opinión es una de las que más respeto en este mundillo de los juegos de mesa. Me alegro que te lo hayas tomado con la altura de miras y madurez que esperaba y que sepas que seguiré apoyando vuestra labor, no creo que económicamente, pero sí de otros modos igualmente sinceros. Un gran saludo de allende los mares 😉

  3. Esta entrada Tomás me ha rondado en la cabeza por varios días y la verdad es que discrepo en algunos puntos con ella.

    En tuiter, en comentarios en blogs y en labsk se ha comentado bastante, y desde la mirada troll a la opinión más sopesada respecto de las campañas de financiamiento.

    De lo anterior, y bajo mi punto de vista, creo que se pierde la perspectiva en esos comentarios de la escalabilidad económica de los recursos que potencialmente se pueden conseguir versus el mercado (y/o público objetivo al que apuntan) asociado a cada uno de los proyectos que han pensado en solicitar financiamiento por medio de los aportes.

    En general, se solicitan aportes para cubrir los gastos fijos operativos, que no son cero, cosa que algunas personas desconocen. Sin más, escribir este comentario tiene un costo que puede ser traducido en cualquier moneda, ya que hago uso de mi tiempo, y que en este caso lo entrego gratuitamente por decisión propia. Así mismo, detrás de cada blog o programa existe el gran deseo de compartir en forma gratuita aquello que me apasiona. Cosa que es tremendamente valiosa para quien la recibe y que generalmente no se toma cuenta de ello.

    Mi diferencia respecto a la entrada estriba en que se asume que por solicitar aportes en forma voluntaria, debo mejorar, y creo a título personal, que es un supuesto erróneo. Sin ir más lejos, muchos modelos de negocios comienzan ofreciéndote y mostrándose totalmente gratis, y luego de un tiempo, el mismo contenido, a veces mejorado, se ofrece de pago. Pasa con las apps de juegos, lo tienes gratis hasta cierto nivel, luego debes pagar, y así muchos más ejemplos. Lo relevante es si el producto ofrecido tiene valor per se. La BGG es otro buen ejemplo, tienes la opción a fin de año de aportar para pagar los costes, a cambio solo se elimina la publicidad, el contenido es el mismo. De hecho, a quién le puede molestar la publicidad, ¿si al final está directamente relacionada con los juegos de mesa? y además, está puesta de una manera que no es invasiva.

    Hasta ahora todos los programas y blogs asociados tanto a juegos de mesa como a literatura y ciencia que sigo tienen algo que me gusta, y esas opiniones se expresan y se dejan disponibles en la red de forma totalmente gratuita. Es decisión de quien genera el contenido.

    Elegir el modelo de aportes voluntarios contribuye indudablemente a mantener la independencia de opinión, cosa que hoy es muy valorada. Has pensado cuántos blogs, podcasts o videoblogs reciben aportes de tiendas o editoras??… bueno, yo hice hace un tiempo un listado y eso para mí significa una diferencia a la hora de leerlos u oírlos.

    Otro punto del que discrepo es que el hacer contenido exclusivo es mal visto. En tu opinión personal lo es, y el contra ejemplo es la mía, yo lo veo perfectamente bien, es una manera de retribuir y me parece personalmente perfecto.

    Lo importante para mí es que se genere contenido, sea gratis, con aportes voluntarios de personas o aportes de privados, al final todo suma. Y lo otro, quien comparte hoy gratis no tiene porque seguir haciéndolo en el futuro…

    Un abrazo

    • Hola Emilio,
      Estoy de acuerdo en todo lo que dices y pensaba que era exactamente aquello lo que había puesto en la entrada, pero aparentemente no me he hecho entender bien; veamos…

      No he querido decir que por el hecho de solicitar aportes voluntarios, necesariamente los contenidos, formato y/o medios deban mejorar o ser modificados. Lo que sí quiero decir es que a lo menos deberías mantener cierto nivel, y si vas a la baja (en contenidos, no en medios), pues no creo que sea un buen momento para ponerte a pedir plata.

      Sobre los contenidos exclusivos, no los objeto, siempre y cuando sean de índole accesoria y no principal, eso es todo, porque generas la sensación de que estás discriminando a aquellos que sencillamente no pueden permitirse apoyar con dinero; por ejemplo uno mismo; yo continuamente estoy apoyando a los Vis Ludica Army, ya sea recomendándolos, solidarizando con sus posturas (sobre todo con las de los “davíes”) e incluso apologizando sobre ellos (https://tomassinionthewind.wordpress.com/2012/03/02/unas-vacaciones-junto-a-vis-ludica/); ¿aquello no se considera apoyo?

      Como ya sabes, soy simpatizante del Opus Dei, y en aquellos tiempos en que participaba más activamente en “la Obra”, tenías que “colaborar”, sin embargo a diferencia de los que muchos piensan, dicha “colaboración” no era exclusiva ni excluyentemente en dinero; si no tenías dinero (mi caso) también podías colaborar con oración,y jamás nadie me miró en forma extraña ni se me impidió participar de alguna actividad.

      • Después de sopesar tu respuesta, te perdono XDD …

        Pero la verdad es que como dices leí algo distinto a lo que trataste de expresar…

        Aunque tu opinión hubiera sido diferente no pasaría nada… es válido pensar diferente, así como es válido disentir de una opinión.

        Buen punto el que tocas respecto a otro tipo de apoyos… y creo que nadie lo ha valorado o comentado en profundidad… En este mundillo de las redes sociales y los Community Managers otro tipo de aportaciones debieran considerarse tan válidas como el aporte económico voluntario.

        Sin ir más lejos, y sin salirnos de las fronteras de nuestra querida comunidad jugona española, donde se origina este tema del Patreon, existe la iniciativa LEKTU que ha sido creada y promocionada bajo el alero de Alejo Cuervo y librería Gigamesh, en donde los libros electrónicos no solamente se pueden comprar con dinero, también se pueden pagar con tuits o menciones en Facebook, incluso en algunos puedes pagar lo que quieras por sobre un monto mínimo de dinero, generalmente 1 euro.

        Generar contenidos gratuitos depende de quien así lo decida, cambiar el modo de ofrecerlos también está en la voluntad de su dueño, y en nosotros está la capacidad de valorarlos.

        Igual esperaba un conato de más respuestas y contra respuestas, pero me alegro de saber que pensamos de forma similar, no así igual… sería la fomedad.

        Un segundo abrazo

  4. Me pregunto quién será el lamentable colaborador de El Tablero (¡Yiyeru presidente!) xDD

    Ahora en serio, no estoy de acuerdo con algunos de los puntos expresados.

    Considero que el pedir financiación no siempre implica introducir cambios que la justifiquen, porque en algunos casos, existe una calidad y un compromiso que se ofrecen en exceso, y eso es lo que se intenta cubrir (calidad de sonido, calidad de contenidos con viajes a jornadas, eventos, etc…) Es decir, creo que hay que diferenciar entre subir de nivel o afianzar la base. Hay quien pide desde el inicio, y quien ya tiene algo que ofrecer, y quiere afianzarlo.

    Por otro lado, yo entiendo que cuando hablamos de profesionalización, nos referimos más a monetizar e intentar vivir con ello. El cómo es lo complicado. Si algo tienen los podcast es que no tienen límites. Es un formato libre, un fanzine sonoro como leí hace unos días. Y eso creo que es complicado que se pierda. La aspiración primaria es llegar a la gente sin que eso te cueste mucho. Y si te cuesta, poder ofrecer algo para arrancar un compromiso por parte de quien te escucha, para que te apoye y soporte.

    En cuanto al tema de contenidos de pago, tampoco es algo que me preocupe. Si todo fuera de pago, es posible, pero siendo parte de pago y parte de difusión pública, es una forma de atraer a gente a la que realmente le gustan determinados aspectos de un podcast, y quiere más de eso ¿Hay miedo de que todo se vuelva de pago? Bueno, supongo que esa inquietud también la tiene el creador del podcast, cuando no puede seguir con el programa.

    PD: Respecto a tu crisis de fe con El Tablero Podcast, yo creo que se ha adaptado a lo que le toca en estos tiempos. El formato se mantiene, cambian los colaboradores, pero el sentido sigue siendo el mismo, aglutinar colaboradores. Nunca fue una charla o debate, y por eso es un podcast diferente al resto. Cada uno cuenta su asunto. Además, ahora muchos otros podcast han seguido el ejemplo de Celacanto e incluyen notas históricas sobre juegos. Mas Madera es muy diferente, tanto en planteamiento como en producción y público objetivo. Tal vez tan solo sea cosa de que hayan cambiado tus gustos.:)

    • En tuiter David me decía que los likes no curan enfermedades, o Betote que con likes no se compran micrófonos… y es cierto, entiendo, cuando el mercado/audiencia al que llegas no es numeroso como para poder monetizar aquellos likes. Puedo estar equivocado, aunque intuitivamente creo que no. Considerando los casos de Días de Juegos, La Colina de Avalon y Vis Lúdica se entiende perfectamente el contexto y la necesidad de solicitar el aporte económico.

      Pedro Soto y Santiago Eximeno me hacían referencias a que es muy usual ofrecerles a los creadores, en este caso ilustración y literatura, la moneda de cambio de la difusión, exposición y publicidad… usándolo como una vía sustituta al pago de la obra creada… y eso si para mí no corresponde. Ese es el trabajo de ellos, y eso no es gratis. Se comprende claramente.

      Lo que si espero es que todos los programas que tanto nos gustan sigan existiendo… independiente del modelo que elijan para funcionar.

      Saludos

      • Pero un podcast se lleva a cabo para ser escuchado, no suele ser un encargo, mientras que un ilustrador, y en ocasiones un escritor, si lo hacen. Otra cosa es que alguien piense que su relevancia y visibilidad sean tu remuneración. En este caso, un podcast vive en y de sus oyentes, sean pocos o muchos, aporten o difundan. Como dicen más arriba, el objetivo podría ser conseguir que una parte de la masa crítica considere llevar su apoyo más allá de la mera escucha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s