Un anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas…

No con cierta incredulidad comprobé, gracias a los amigos de La Órbita de Endor, que hace ya 15 años, y por éstas fechas, se estrenó en cines la primera entrega de la trilogía de “El Señor de los Anillos” del director neozelandés Peter Jackson, basada en la obra homónima del profesor J.R.R. Tolkien.

Debo advertir que, personalmente, soy más de los libros que de las películas, aunque igualmente reconozco que desde que leí el libro por primera vez en 1992, soñaba con que alguien pudiese llevar aquella historia al cine, al menos de mejor modo del que ya para ese entonces lo había hecho Ralph Bakshi (The Lord of the Rings, 1978), película que pese a tener ciertos aspectos bastante notables, muchos de los recursos de animación utilizados en su producción hacen que tenga un exceso de secuencias que me parecen sencillamente infumables… Bueno, retornando a mis recuerdos de pre-adolecencia, en mi imaginación visualizaba cómo deberían ser ciertas escenas de aquella hipotética película… especialmente la secuencia introductoria: un vuelo rasante de cámara, desde el océano hacia la Tierra Media, entrando por el arco-umbral de los Puertos Grises y luego sobrevolando de oeste a oriente por sobre la línea trazada por el antiguo Camino Verde: Hobbiton, el Bosque Viejo, Bree, Amon Sûl, la región de Rudaur y el Bosque de los Trolls, el Paso Alto en las Montañas Nubladas, el Bosque Negro, el Lago Largo y más allá, hasta finalmente perderse en el oriente desconocido…

Como imaginarán, cuando me enteré que al fin un director valiente se atrevería con el reto de sacar la historia en una trilogía análoga a los tres volúmenes del formato comercial en que se publicó el libro en 1954, me hice una ilusión tremenda y disfruté cada trailer y cada noticia de producción que llegase a filtrarse; finalmente el estreno de “La Comunidad del Anillo” en 2001, supuso en mi persona un suceso equivalente a un sueño que se cumplía.

No obstante, con el pasar del tiempo y con las siguientes entregas de la saga, aunque igual me gustaron muchísimo, fui perdiendo el encanto inicial y comencé a inclinarme más hacia la novela original, la cual intento leer anualmente (aunque ya van algunos en que no consigo hacerlo). No me malentiendan, no quiero parecer un snob, porque lo cierto es que disfruto mucho de las películas de Peter Jackson, hasta punto de querer que en mi funeral interpreten “Into de West” de Annie Lennox, pero existen ciertos aspectos con los cuales sencillamente no puedo, principalmente:

  1. El Frodo Bolsón de Elijah Wood (lo siento, no es el Frodo que yo imagino).
  2. El Aragorn de Viggo Mortensen (ídem caso de Frodo).
  3. El maltrato que se le da al Antiguo Pueblo de los Enanos, a través de la irrelevancia de la figura de Gimli dentro de la historia.
  4. La ausencia de dos secuencias de acción que me parecen sublimes (al menos en la primera parte de la trilogía): el ataque de los lobos poco antes de encontrar las puertas de Moria y cuando Legolas derriba al Nazgûl que se cierne en la oscuridad sobre la compañía, desde la rivera opuesta del río Anduin.
  5. La ausencia del “Saneamiento de la Comarca” (y la muerte de Saruman), que me parece un episodio fundamental de la historia.
  6. La escala geográfica otorgada a la Tierra Media. Sé que es un aspecto profundamente estudiado y medido en la película, pero yo imagino todo más basto y las distancias mucho mayores de lo que parecen en la película (especialmente me molesta que Mordor parezca tan pequeño; tanto el viaje de Frodo y Sam desde el antro de Ellalaraña hasta el Monte del Destino, como el hecho que desde la Morannon, la Barad-dur y el Monte del Destino parezcan “a tiro de piedra”).

Pero mi intención no es latearlos con mis impresiones personales sobre las obras del Maestro Tolkien o de Peter Jackson, aunque lo cierto es que los chicos de La Órbita de Endor me han removido la fibra y el amor por estas cosas y entonces he querido darle a esta entrada una suerte de formato similar al de otro podcast entrañable (aunque actualmente extinto), “El Laberinto del Primigenio”, en el cual desmenuzaban los temas desde sus tres aristas posibles: libro, película y juego de mesa; así que al igual que el relato de marras nos habla sobre el viaje que realiza el Anillo Único desde aquel entrañable pueblo de la Comarca, llamado Hobbiton, hasta las grietas del destino cerca de la cima del Orodruin en la tierra de Mordor; hagamos nosotros también un viaje en el tiempo, a través de algunos de los juegos de mesa diseñados en virtud de esta inmortal obra…

Juegos con ocasión de los libros (70s, 80s y 90s)

La obra de John Ronald Reuel Tolkien es, lo hubise querido o no el profesor del Colegio Exeter de la Universidad de Oxford, es caldo de cultivo de frikeses como los juegos de mesa y otros estilos de juego asociados, de hecho, es ampliamente sabido que la creación de Dungeons & Dragons por parte de Gary Gygax, obedece en gran parte a su admiración por la Tierra Media. A continuación, haremos un breve repaso por la presencia de la obra de Tolkien en el mundo de los juegos de mesa, al menos a través de los ejemplares que me han parecido más representativos de algún modo u otro.

De acuerdo con una muy ilustrada publicación de Sean Stevenson en la web de la revista Armchair General, el período de juegos sobre la Tierra Media anterior a 1975, son el resultado de iniciativas particulares y sin licencia alguna, en gran parte debido a que hasta ese año en Estados Unidos, la obra de Tolkien era prácticamente de dominio público, cosa que luego cambió, aparentemente, a instancias de una batalla legal iniciada por los mismos herederos y albaceas del escritor.

De tal modo, el primer juego publicado bajo licencia sería The Ringbearer (El Portador del Anillo), un curioso wargame jugable con miniaturas miniaturas de fantasía genéricas para 4 a 10 jugadores, publicado originalmente por Little Soldier Games en 1975.

pic116567_md

The Ringbearer (1975); Calificación: 5,4 Peso: 3,0 Ranking: N/A

A continuación, una breve lista de algunos juegos publicados durante este período, los cuales, dada su antigüedad, representan más bien “curiosidades lúdicas” (los parámetros de evaluación al final de cada título, corresponden a los existentes en la BGG, mientras se redactó esta entrada):

La Batalla de los Cinco Ejércitos (Larry Smith, 1975)

Un wargame estilo hex-n-counters para 2-5 jugadores, sobre la icónica batalla de la novela El Hobbit, publicado originalmente por JMG Enterprises y posteriormente por la mítica TSR.

Calificación: 5,6
Complejidad: 2,67
Ranking: 10.552

La Batalla del Abismo de Helm (Richard Jordison, 1975)

Otro wargame estilo “vieja escuela” y de escala pequeña, que representaba la batalla que enfrentó a las fuerzas de Saruman el Blanco, compuestas por los uruk-hai, dunlendinos y huargos, contra los eorlingas bajo las órdenes del Rey Theoden.

Calificación: 6,5
Complejidad: 3,25
Ranking: N/A

El Sitio de Minas Tirith (Richard Jordison, 1975)

Wargame de la misma serie que el anterior, pero esta vez a mayor escala, el cual representa el ataque de las fuerzas de Sauron a la capital de Gondor, desde el asalto Osgiliath hasta la batalla en los campos de Pelennor. Además incluía otro juego más pequeño: “The Battle of Slag Hills”, una representación de la última batalla de la Guerra del Anillo, librada ante la Morannon, las puertas al reino de Mordor.

Calificación: 6,3
Complejidad: 3,00
Ranking: N/A

Guerra del Anillo: El juego de la Tierra Media (Tom Drake, 1976)

Una sencilla adaptación temática del clásico pre-moderno Diplomacy, editado por Fantasy Games Unlimited. Se trataba de un ejemplar sin las licencias debidas, por lo cual fue retirado prontamente del mercado y que a día hoy representa una rara pieza de coleccionismo lúdico.

Calificación: 5,9
Complejidad: 3,75
Ranking: N/A

Guerra del Anillo (SPI, 1977)

Guerra del Anillo, diseñado por Howard Barasch y Richard Berg, fue el primero de una serie de tres wargames que luego se conoció como “la trilogía de la Tierra Media de Simulations Publications Inc.”, cuyos otros dos títulos fueron Sauron y Gondor, publicados también en 1977. Un aspecto interesante de estos juegos es que entre los colaboradores de su apartado artístico, se encontraba el mismo Ralph Bakshi, el director de la película de animación antes mencionada.

Calificación: 6,6
Complejidad: 3,45
Ranking: 2.033

El Señor de los Anillos (Michael Gray, 1978)

“The Lord of the Rings Adventure Game” fue publicado por Milton Bradley en una época en que las grandes jugueteras editaban centenares de juegos con mecánicas bastante mediocres, como excusa para llenar nichos comerciales provenientes de películas y series de televisión. Este juego no resulta la excepción de dicha tendencia y su único aspecto relevante es su arte, el cual está cogido directamente de la película de Ralph Bakshi.

Calificación: 6,1
Complejidad: 1,90
Ranking: 8.839

pic156552_md

Acertijo del Anillo (ICE, 1982)

“Riddle of the Ring” fue diseñado por John Califf III y William Walker para Fellowship Games, una efímera editorial. El juego era para 2 a 8 jugadores, los cuales podían encarnar a uno de cuatro hobbits o cuatro jinetes negros, para realizar una cacería en pos de arrebatarle el anillo a los hobbits o alcanzar el Monte del Destino para destruirlo, a base de un tablero hexagonado del oeste de la Tierra Media y un motor de cartas.

Calificación: 6,7
Complejidad: 2,15
Ranking: 4.884

Durante la década de los 80s ICE reinó en la afición lúdica tolkeniana, sin embargo con mayor enfoque en los juegos de rol, de los cuales no se hablará en esta entrada. No obstante, en 1985 re-editaron “Riddle of the Ring” con relativo éxito.

El Señor de los Anillos: Tierra Media (Coleman Carlton, 1995)

SATM o MECCG (siglas por las cuales se conocía el juego en castellano o inglés, respectivamente, fue desarrollado y publicado para aprovechar el éxito que los juegos de cartas coleccionables cosechaban a través de su máximo exponente, Magic: the Gathering, e incluso para competir con éste. Se trataba de un excelente juego y con una impresionante colección de cartas detrás, cuya afición y producción asociada perduró hasta 1999, momento en que ICE perdió su licencia para producir productos relativos a la obra de Tolkien.

SATM era un excelente juego, sin embargo la complejidad de su mecánica general de juego, la que incluía organizar una compañía de personajes, equiparlos individualmente y hacer que éstos “viajaran” a lo largo y ancho del oeste de la Tierra Media, enfrentándose a diferentes peligros y obteniendo distintos tipos de recursos, lo convertían en un juego de partidas más bien largas, lo cual lo desmerecía al momento de compararlo con MtG, teniendo en cuenta lo que espera el público objetivo de los juegos de cartas coleccionables.

Además de la colección básica, el juego fue complementado con varias expansiones, algunas de las cuales añadían reglas complementarias nuevas e incluso algunas llegaron a implementar nuevos modos de juego. La última expansión fue “The Balrog”, la cual sólo fue publicada en inglés, ya que para esas alturas, JOC Internacional ya había caído en desgracia.

En este blog ya se había hablado más en extenso sobre este juego, en ESTA ENTRADA.

Calificación: 7,2
Complejidad: 3,63
Ranking: 806

pic171548_md

El “Cuervo de la Tempestad”, adversidad de evento permanente; una de mis cartas favoritas del juego, ilustrada por John Howe

El Señor de los Anillos (Reiner Knizia, 2000)

Ya para el 2000, la noticia del inminente estreno de la película de Peter Jackson ya era vox populi, incluso fuera de los círculos de aficionados a Tolkien, por lo que los productos comerciales relacionados tuvieron, a partir de este año, un re-nacimiento, pero aún en forma independiente de la película, como lo es el caso de este juego cooperativo de Knizia.

En este juego, 1-5 jugadores cooperan para llevar el Anillo Único desde La Comarca hasta el Monte del Destino, intentando no ser corrompidos por las argucias de Sauron durante el camino. Se trata de un juego de progreso a través de un recorrido lineal, pero que implementa una interesante mecánica roll & move no tradicional.

Calificación: 6,8
Complejidad: 2,58
Ranking: 594

Adicionalmente, Reiner Knizia publicó en 2003 otro juego con el nombre de “The Lord of the Rings”, pero aquél se trataba de un juego infantil, distinto de éste.

Juegos con ocasión de las películas (2001 en adelante)

A partir de 2001 comenzó una nueva era para El Señor de los Anillos y los temas relacionados, tanto así que prácticamente, a contar de entonces existirá la denominación paralela de “El Señor de los Anillos de Peter Jackson”, con tanta o incluso mayor propiedad que la del mismo Tolkien. Al respecto, cabe decir que si bien la película fue como un sueño cumplido, a la larga también significó una popularización (o prostitución) de estos temas, lo cual no me hace ninguna gracia. A partir de ahora, todo producto sobre la Tierra Media, sea o no merchandising oficial de las películas, estará ligado de mayor o menor forma al éxito mediático de éstas.

El Señor de los Anillos, batallas de miniaturas en la Tierra Media (GW, 2001)

Games Workshop, conocida hasta entonces por sus juegos de miniaturas basados en sus franquicias exclusivas, Warhammer y Warhammer 40,000, logró hacerse con la licencia para producir los juegos de batallas de miniaturas oficiales de la producción de New Line Cinema, creando para ello toda una nueva línea de producción, paralela a las ya mencionadas, en la cual, a través de un sistema de juego muy similar al de Warhammer, permitía enfrentar a las diferentes facciones en conflicto de la película; ese año relacionadas con La Comunidad del Anillo y más tarde con los títulos siguientes: Las Dos TorresEl Retorno del Rey, además de una serie de expansiones adicionales para implementar otras batallas existentes en las obras de Tolkien, pero que no eran mencionadas en las películas.

No obstante, en 2005 decidieron re-bautizar el sistema de juego y miniaturas asociadas, con el nombre genérico de “The Lord of the Rings: Strategy Battle Game”, publicando un reglamento general unificado, además de todo el material complementario al cual GW nos tiene acostumbrados.

Calificación: 7,1
Complejidad: 2,75
Ranking: 2.545

pic216520_md

La compañía del anillo, a punto de desintegrarse, lucha encarnizadamente contra los uruk-hai de la nefasta Mano Blanca

El Señor de los Anillos TCG (Decipher, 2001)

Un juego de cartas coleccionables diseñado por Chuck Kallenbach, Tom Lischke y Mike Reynolds, publicado exclusivamente como merchandising lúdico de las películas, de hecho, se sirve totalmente de los eventos de éstas y de fotografías cogidas desde el mismo metraje.

Calificación: 6,8
Complejidad: 2,93
Ranking: 1.275

El Señor de los Anillos: El Duelo (Peter Neugebauer, 2002)

Se trata de un curioso ejemplar lúdico para 2 jugadores, publicado por Kosmos, el cual representa la lucha entre Gandalf y el Balrog sobre el puente de Khazad-Dûm, el cual está representado a través de un armado de cartón en 3 dimensiones. A medida de un jugador u otro va ganando asaltos (a través del juego de cartas provenientes de mazos exclusivos), se va posicionando en los niveles más altos del puente.

Calificación: 5,9
Complejidad: 1,71
Ranking: 3.464

pic736441_md

Guerra del Anillo (Ares Games, 2004)

Sobre este juego siento un cariño especial, porque su compra representó mi entrada en conocimiento al mundo de los juegos de mesa modernos, allá por el año 2007. Se trata de un juego para 2 jugadores el cual está argumentado en toda la trama relativa a la novela El Señor de los Anillos, pero con un enfoque especial en la guerra que aquellos eventos supusieron para todo el oeste de la Tierra Media; entonces, un jugador representa a los pueblos libres (elfos, hombres y enanos) y el otro a los pueblos de sombra (hombres orientales, orcos y demás ralea).

El diseño de Roberto di Megglio, Francesco Nepitello y Marco Maggi, se trata de un juego de escala grande, tanto por los eventos que implementa (conducción de ejércitos) como por el tamaño que abarcan sus componentes en mesa. Jugarlo representa toda una experiencia.

En el año 2012 se publicó una 2da. Edición, con varias mejoras al modelo original y que es la disponible comercialmente a día de hoy.

Calificación: 7,8 / 8,4
Complejidad: 3,84 / 3,97
Ranking: 58 / 14

* 1ra. Edición / 2da. Edición

pic77118_md

Middle-Earth Quest (FFG, 2009)

Otro juego de escala grande, esta vez diseñado por Corey Konieczka, Christian Petersen y Tim Uren para la editorial Fantasy Flight Games. En esta oportunidad, la trama del juego se sitúa cronológicamente entre los eventos de El Hobbit y El Señor de los Anillos, y como indica el nombre del juego, se trata de una aventura en la cual 2-3 jugadores adoptan el rol de personajes comprometidos con la causa de los pueblos libres, contra los cuales se enfrenta otro jugador en solitario, el cual representa a Sauron y sus sirvientes.

Calificación: 7,4
Complejidad: 3,53
Ranking: 335

El Hobbit (Reiner Knizia, 2010)

Otro juego del Dr. Knizia, muy similar al suyo propio ya mencionado del año 2000, pero esta vez ambientado en la novela de El Hobbit, en el cual los jugadores encarnan al grupo de enanos liderados por Gandalf el mago y Thorin Escudo de Roble, mientras que la adversidad está representada por el dragón Smaug “el Magnífico”.

Calificación: 6,1
Complejidad: 1,72
Ranking: 2.853

pic1130596_md

El Señor de los Anillos LCG (FFG, 2011)

Se trata de un juego cooperativo implementado con cartas, estilo Living Card Game, es decir, basado (casi) exclusivamente en el uso de una cantidad más o menos masiva de cartas variadas, pero no coleccionables, sino estandarizadas a través de módulos de venta como juego completo, al cual luego se le pueden ir añadiendo más módulos en formato de expansiones.

El objeto del juego es ir completando diversos escenarios propuestos por el mismo juego a través de ciertas cartas, utilizando para ello cartas de personajes, equipamiento, tesoros, eventos, etc…

Calificación: 7,7
Complejidad: 3,11
Ranking: 91

El Hobbit: Un Viaje Inesperado (LEGO, 2012)

En 2009 la compañía de juguetes danesa LEGO, había intentado irrumpir en el mundo de los juegos de mesa a través de una serie de juegos basados en el sistema de construcción propio de sus juguetes, para lo cual se contrataron los servicios de algunos prestigiosos diseñadores de juegos de mesa modernos, entre ellos, el Dr. Reiner Knizia; sin embargo, aparentemente dichos juegos no tuvieron el éxito esperado.

No obstante, en 2012 LEGO decidió publicar este nuevo juego, diseñado por Cephas Howard (diseñador exclusivo de LEGO), para 2-4 jugadores. El juego trata sobre buscar dentro de Hobbiton a los demás enanos que componen la partida de Thorin, para lo cual, los jugadores recorrerán en poblado, encarnando a Gandalf, Dwalin, Fili o Kili.

Calificación: 5,5
Complejidad: 1,43
Ranking: 11.103

pic1437759_md

Akallabêth (TotWG, 2012)

Un prototipo, marca de la casa, diseñado por el titilar de este blog para Tomassini on the Wind Games (¡Eah!).

El juego está argumentado dentro de las últimas horas del Reino de Númenor, antes que la isla fuera devorada por el cataclismo oceánico provocado por las argucias de Sauron, en la 2da. Edad de Arda, y trata sobre rescatar los distintos tesoros numenoreanos, principalmente las palantir, mientras la isla se colapsa, por partes, bajo las aguas.

Se trata de un prototipo no testeado.

game_board

El Hobbit: Un viaje inesperado (Reiner Knizia, 2013)

A partir del estreno de la película homónima de Peter Jackson, la cual terminó fundando las bases para una nueva (y muy cuestionada) trilogía a manos del director neozelandés, Cryptozoic Games lanzó los juegos de mesa oficiales de cada una de aquellas entregas cinematográficas (excepto la última: La batalla de los cinco ejércitos), para lo cual se sirvió del consagrado diseñador alemán, Reiner Knizia.

Mi opinión personal es que, generalmente, es mejor pasar de los productos tendientes a rellenar nichos comerciales de franquicias mediáticas, cosa que siempre he mantenido en el caso de los juegos de mesa (excepto con el “Harry Potter and The Gobblet of Fire Quidditch Dice Game”, jeje).

Un aspecto interesante de estos juegos es que el correspondiente a El Hobbit: La desolación de Smaug, puede ser jugado tanto como juego independiente o como expansión del anterior.

Calificación: 6,4
Complejidad: 1,87
Ranking: 3.924

∗ ∗ ∗

Obviamente existen muchos juegos más sobre El Señor de los Anillos y la obra de J.R.R. Tolkien en general, pero estos son los que por algún motivo u otro he querido destacar en esta entrada/homenaje. Si alguno quiere comentar sus propias opiniones sobre estos juegos u otros, puede hacerlo a través de los comentarios.

Muchísimas gracias y hasta la siguiente entrada.

trumpet