Domingo de votaciones… ¡Y lúdico!

Domingo de elecciones. Si ya fue a votar, lo invito a conocer algunos juegos de mesa destacados sobre votaciones, campañas presidenciales y política pura y dura. Si aún no ha ido a votar, vaya a hacerlo y después nos vemos por acá (en serio, hágalo, es un deber cívico).

Claro está que aquí no voy a comentar sobre política doméstica, y la verdad es que ni siquiera voy a mencionar juegos locales sobre la materia, aunque los haya.

Recuerdo que mi profesor de Historia y Geografía en 5to. Básico, don Osvaldo Rojas, me enseñó que la democracia nació en la Grecia Clásica, en la polis de Atenas durante el “Siglo de Pericles”; años más tarde, ese mismo profesor me enseñó que la política moderna comenzó a gestarse en los acalorados debates que se producían en las graderías de cierto court de tenis parisino, a expensas de la celebración de la asamblea nacional constituyente que se estableció luego de los eventos relativos a la Toma de la Bastilla el 14 de julio de 1789, oportunidad en que el núcleo más conservador, acostumbrado a ocupar los sitios de honor, se ubicaba en el ala derecha, mientras que los más exaltados se reunían al costado izquierdo… el resto es historia.

Desde el punto de vista lúdico, las dinámicas sociales que se desprenden de la práctica de la democracia, resultan un tema muy rico al momento de adaptarlas como mecánicas de juego, y si a aquello añadimos procesos especialmente potentes en términos históricos, es posible conseguir ejemplares muy interesantes, como los tres que he seleccionado especialmente para este super bowl sunday de la política.

1960: Carrera hacia la Casa Blanca

La elección presidencial del año 1960 en Estados Unidos enfrentó a dos titanes políticos en uno de los procesos más reñidos e intensos que recuerda la historia de USA. Si bien John F. Kennedy y Richard M. Nixon, además de representar bancadas políticas distintas, no podían provenir de orígenes más distintos, ambos comenzaron sus respectivas campañas siendo amigos, asunto que sin embargo cambiaría dramáticamente durante el desarrollo de éstas…

En 1960: The making of the President (título original), juego diseñado por Jason Matthews (Twilight Struggle) y Christian Leonhard en 2007, cada jugador debe asumir el rol de uno de ambos candidatos, los cuales deberán luchar por convencer a los distintos distritos electorales del país en medio de una época especialmente compleja: ya se vivía un período más bien tardío post II Guerra Mundial, en el que los antiguos lazos anti-nazismo se encontraban seriamente debilitados y ya se preveía que el siguiente presidente debería conducir a su pueblo hacia una siniestra guerra fría; a la vez de tener que hacer malabares con otros temas igualmente candentes: las luchas por los derechos civiles, la justicia social y una delicada economía, entre otros.

La mayoría de los reseñadores coinciden en que este juego bebe mucho del Twilight Struggle, pero que a pesar de ello, posee varias “exquisitas diferencias” que lo convierten en un ejemplar que, incluso, en ciertos aspectos y desde ciertas perspectivas, supera a su precedente, algunos de estos detalles son los excelentes componentes, la presencia de cubos de madera eurostyle en lugar de counters de cartón y un diseño gráfico alucinante. Pero lo más relevante es que si se considera la tremenda incidencia que suele tener un tema potente y bien implementado en los juegos con “motor de cartas” (card driven), resulta sumamente legítimo considerar esta Carrera hacia la Casa Blanca como un interesantísimo ejemplar lúdico, de lo cual pueden dar fe los variados premios y nominaciones a su haber y una excelente ubicación en el ranking de BGG.

Autores: Jason Matthews y Christian Leonhard.
Editorial: GMT Games, Z-man, Gabinete Lúdico (edición en español).
Duración: 90 minutos.
Cantidad de jugadores: 2.
Edad recomendada: 12+
Peso: 3,2 / 5.
Dependencia del idioma: Alta.

pic3499166_md

pic257123_md

Una vista de los componentes de la edición de Z-man

Campaign Manager 2008

La dupla Matthews-Leonhard vuelve a la carga, dos años más tarde, con otro juego sobre campañas presidenciales yanquies, pero en esta oportunidad en un escenario muchísimo más actual y diferente que aquél de las medianerías del siglo XX; la agenda para cualquier candidato al gobierno estadounidense, deberá incluir temas tanto o más complejos en un mundo mucho más dinámico y globalizado: la guerra contra el terrorismo, el posicionamiento de China en la política internacional, el factor Sarah Palin, el agobio público en contra del stablishment y la explosión de las redes sociales en internet como medio de difusión propagandística son algunos de los nuevos elementos y variables que configuran este nuevo escenario.

Pero desde el punto de vista lúdico, se trata de un juego menos complejo que 1960: Carrera hacia la Casa Blanca, casi un filler dicen algunos en tono de broma, tanto así que el juego ni siquiera cuenta con un tablero al uso, sino que implementa un pseudo-tablero dinámico conformado por tarjetas que representan los diversos estados y sus respectivos votos electorales. No obstante, me parece que la diferencia más relevante es que el juego no tiene un mazo de cartas común, en el que pueden salirte cartas de uno u otro bando, sino que aquí existe un mazo exclusivo para la campaña de cada candidato, integrado cada uno por 45 cartas, de las cuales, el jugador sólo llegará a utilizar 15 en cada partida.

Para los más despistados, los candidatos que se enfrentan en este juego son el republicano John McCain y el demócrata Barak Obama, pero con el matiz de que los jugadores no representan a éstos, sino que a sus respectivos directores de campaña.

Autores: Jason Matthews y Christian Leonhard.
Editorial: Z-man.
Duración: 50 minutos.
Cantidad de jugadores: 2.
Edad recomendada: 10+
Peso: 2,2 / 5.
Dependencia del idioma: Moderada.

pic565079_md

Die Macher

Dejo para el último, esta verdadera joyita lúdica (que a día de hoy es virtualmente imposible conseguir sin tener que desembolsar una importante cantidad de dinero).

En Die Macher cada jugador representa a uno de los 5 partidos más relevantes de la escena política de la República Federal Alemana de los años 80s. Cada partida retrata la ejecución de siete elecciones provinciales, en las cuales los jugadores deberán adaptar sus programas electorales (cartas de política de partido) para satisfacer las demandas políticas, económicas y sociales de cada una de las provincias (cartas de intereses públicos), lo que junto a los resultados de encuestas y recursos obtenidos a través de eventos públicos, les otorgará votos (puntos de victoria parciales), dinero y/o la oportunidad de conseguir incidir en la opinión general del pueblo alemán , lo cual incide en una mayor obtención de puntos de victoria al final de la partida.

Pese a tener una edad que ya puede considerarse respetable en términos de historia lúdica (1986), se trata de un juego que a día de hoy goza de excelente salud dentro de su género y público objetivo, teniendo en cuenta que se trata de uno de aquellos especialísimos ejemplares lúdicos llamados, medio en serio – medio a la broma: “monsters games”, una suerte de categoría exclusiva para expertos, los cuales aseguran que jugarlo resulta más bien una “experiencia” que una partida común y silvestre.

No obstante, sus defensores dicen que lo anterior se trata sólo de una “leyenda negra” nacida como parte del contexto lúdico en el que este juego fue dado a luz, cuando reinaban juegos de carácter mucho más sencillo y de duración más acotada, a diferencia de las 4 horas largas que suele tomar una partida de Die Macher, lo cual, sin haberlo jugado, estoy dispuesto a apoyar; recordemos que para aquellos que hoy en día rondamos los 40 años, el “Ataque” (ese Risk criollo de Guau) era un juego de reglas “largísimas y complejas”, mientras que el “Ataque II” estaba sencillamente reservado sólo para genios.

Eso sí, hay que considerar que Die Macher sigue siendo un hijo de su época, al cual hoy puede achacársele cierta escasez temática, tanto así que por ejemplo, los partidos pueden variar sus políticas con total independencia de su polaridad izquierda o derecha.

Nota curiosa: Die Macher es el juego que ostenta el ID #1 en la base de datos de BGG.

Autor: Karl Heinz Schmiel.
Editorial: Velley Games Inc.
Duración: 240 minutos.
Cantidad de jugadores: 4-5.
Edad recomendada: 14+
Peso: 4,35 / 5.
Dependencia del idioma: muy baja.

pic159509_md

pic1669901_md

Detalle del desarrollo de una partida

 

(Todas las fotografías en esta entrada son gentileza de BGG)

trumpet

Anuncios

Juegos sobre la “larga y angosta faja de tierra”

“Chile, fértil provincia y señalada en la región Antártica famosa, de remotas naciones respetada por fuerte, principal y poderosa; la gente que produce es tan granada, tan soberbia, gallarda y belicosa, que no ha sido por rey jamás regida ni a extranjero dominio sometida”

—Alonso de Ercilla y Zúñiga, La Araucana (Canto I).

Pese a la posición neutral y a la objetividad internacional de la que goza la Ludoteca de Pampala como organización lúdica independiente, amparada por la Real Corona de [censored], cuyo reino se encuentra en la isla de [censored], rodeada por las brumosas y traicioneras aguas del mar [censored], resulta innegable la afinidad que los ludotecarios titulares de este blog sienten por Chile, como seguramente se denota en otras antiguas entradas de esta misma bitácora digital.

Sin ir más lejos, el último episodio podcast que se grabó, allá por el 1er. semestre de 2015, trataba sobre juegos de mesa con temáticas argumentadas en catástrofes naturales y otras calamidades públicas, utilizando como cuña la serie de desastres que había venido (y viene) azotando a Chile, desde hace ya algún tiempo. Lamentablemente aquel episodio sufrió su propia catástrofe particular y no llegó a publicarse jamás.

Pero en esta entrada no voy a hablarles sobre catástrofes o penurias, ni mucho menos de juegos de mesa basadas en aquellas (aunque alguno accidentalmente sí lo haga), sino que identificaré a todos aquellos juegos que he podido encontrar, cuyas temáticas se centran en Chile, o al menos, en los territorios que hoy conforman esta copia feliz del Edén.

No obstante, es necesario mencionar que Chile, como elemento cultural y/u objeto lúdico, no resulta un sitio demasiado hollado e incluso parece poco relevante o atractivo, tanto así que varios juegos que implementan mapas mundiales, suelen ignorarlo con mayor o menor descaro, como sucede por ejemplo en Risk o en Eldritch Horror.

pic158156

El sueño de los argentinos hecho realidad en Risk

pic1735708_md

Parece que para el señor Corey Konieczka, en Suramérica sólo hay espacio para la selva amazónica y para Buenos Aires… claro, como tienen una copia del maldito Al-Azif

Antes de comenzar, debo mencionar que esta lista de juegos fue definida con la ayuda de mi amigo personal: Felipe Campos, titular del blog El Meeple Chileno y también ludotecario ad honorem de la Ludoteca de Pampala, el cual no fue capaz de mencionarme cuando lo entrevistaron en el podcast Historias de Mesa, pero al cual igualmente yo sí menciono aquí, jejeje.

También valga mencionar que no incluiré, necesariamente, juegos hechos en Chile o desarrollados por diseñadores chilenos, a menos que éstos estén explícitamente tematizados o georeferenciados en aquel terruño. Comencemos:

CAMPAÑA DE LOS ANDES (Labaro Editores, 1987)

En el verano de 1817, una fuerza conjunta chileno-argentina, unida a través del deseo emancipador y por la voluntad de los generales San Martín y O’Higgins, realizó una de las empresas bélicas de mayor envergadura que recuerda la historia, con el objeto de liberar a Chile, de una vez por todas, del yugo opresor español; se trata del cruce de la Cordillera de Los Andes, una hazaña estratégica y logística que impuso a una fuerza de la época el vencer un poderoso obstáculo natural, a través de estrechos senderos y riscos mortales, a una altitud máxima de 3000 msnmm y soportando temperaturas extremas de 30 y -10 grados celsius durante los varios días que demoró el cruce, el cual permitió la victoria en Chacabuco y que constituyó la llave de la victoria final en los Llanos del Maipo.

Campaña de los Andes es un wargame viejuno de estilo hex & counters, cuya disponibilidad comercial, a día de hoy, raya en lo imposible, por lo que representa más bien una rareza lúdica.

2 jugadores.
120 minutos de duración.

pic2523889_md

“Chile nunca olvidará al general que, herido, se presentó hoy en el campo de batasha”

pic1101672_md

El estilo hex & counters significa eso, una enorme cantidad de terreno hexagonado y counters de cartón que representan a las unidades militares

GIANTS (Fabrice Besson, 2008)

Es probable que algunos de los lectores no lo sepan, pero Rapa-Nui (“Te-Pito-O-Te-Henua” o Isla de Pascua), pertenece desde 1888 a Chile. Se trata de una isla oceánica que conforma la parte más oriental del sistema insular conocido como Polinesia y como tal, le confiere al territorio chileno su característica tricontinental (Suramérica-Oceanía-Antártica).

La inmensa mayoría de lectores sí sabrá que la característica principal de esta isla es la presencia de aquellas enormes y misteriosas esculturas labradas en piedra volcánica conocidas como moais. Pues bien, Giants va precisamente de la isla, sus antiguos pobladores y los moais.

Los jugadores encarnan a líderes tribales que lucharán por labrar, transportar y erigir los más impresionantes moais, desde las canteras ubicadas al interior de la isla hasta sus ahús, las enormes plataformas de piedra dispuestas en la costas.

En términos lúdicos, el juego va de esculpir moais a través de una mecánica de subasta a ciegas sobre cierta oferta de moais disponibles; luego se definen las rutas de transporte de los moais a través de una suerte de mecánica entre control de áreas y construcción de rutas hacia los ahús mejor ubicados posibles; y finalmente el transporte propiamente tal de los moais a sus sitios de destino a través de una suerte de mecánica pickup and deliver.

Se trata de un juego bien valorado e incluso con varias nominaciones a importantes premios del mundo de los juegos de mesa. La mayoría de las reseñas lo ponen como un eurogame al filo de lo abstracto (muy Knizia, sin serlo, digamos), pero que tiene la virtud de que independiente de aquello, consigue meter muy bien en el tema a los jugadores. Otro punto a favor importante es su oficiosa producción, incluyendo bonitas miniaturas, materiales de calidad y el inestimable artwork de Miguel Coimbra.

3-5 jugadores.
A partir de 10 años de edad.
90 minutos de duración.

pic920285_md

pic3236273_md

Vista a vuelo de pájaro del juego

pic1187571_md

Trabajadores del jugador verde, bellamente pintados por un fan

pic395231_md

Detalle de las miniaturas de los moais con (o sin) sus característicos sombreros labrados en piedra volcánica roja (nótese que los hay de distintos tipos) 

pic394175_md

The Professor Reiner Knizia sorprendido en pleno espionaje industrial (ya veremos más adelante por qué)

VENDIMIA (Alberto Abudinen & Diego Benavente, 2010)

“A principios de la década de los 80, Chile fue una bendición para los aficionados al vino norteamericanos e ingleses que buscaban una nueva fuente de buenos vinos a precios razonables. Al satisfacer esta demanda, Chile se convirtió en el primer productor suramericano. Con la ayuda del gobierno de aquel entonces, un núcleo de propietarios decidió realizar fuertes inversiones para modernizar sus instalaciones. Las viejas  y grandes cubas de madera fueron sustituidas por barricas pequeñas de roble americano o francesas, más caras.” (Larousse des Vins, Larousse-Bordas, 2001). Actualmente, los vinos chilenos ocupan un importante renombre en el concierto internacional, a la par que otras potencias vitícolas más tradicionales.

Vendimia es un juego de factura chilena, por parte de Aldebaran Games, en el cual los jugadores encarnan a viticultores chilenos en el proceso de producción, desarrollo, maduración y distribución de sus productos, desde los viñedos hasta que el vino es servido como parte de un gran banquete.

Si bien algún advenedizo podría llegar a pensar que este juego está inspirado en otros eurogames, ya clásicos, sobre producción de vinos, como Vinhos, Grand Cru Viticulture, hay que mencionar que de aquellos, los dos primeros son del mismo año en que se publicó Vendimia, mientras que el tercero es posterior.

No obstante, aparentemente (dado que no he tenido oportunidad de jugarlo) las comparaciones obsequiosas con aquellos otros juegos llegan hasta ahí: Vendimia resulta más sencillo que los otros juegos mencionados, dado su peso conferido en BGG; 2.0 sobre una base de 5, lo que habla de un juego más bien liviano, e incluso Tom Vassel, quien se ha mostrado muy amistoso con otro juego de la misma editorial y mismos diseñadores, lo califica llanamente como un juego malo. Toda una lástima.

2-4 jugadores.
A partir de 9 años de edad.
60 minutos de duración.

pic608176_md

pic703694_md

Detalle del tablero y algunos componentes

33 MINERS (Xyebertek Systems, 2011)

El día 5 de agosto de 2010, se produjo un derrumbe en la mina San José, cerca de la nortina ciudad de Copiapó, donde quedaron atrapados, a unos 720m bajo tierra, 33 mineros durante extensos 70 días, durante los cuales el gobierno, las fuerzas armadas y privados se afanaban en su rescate a través de la “Operación San Lorenzo”, la cual logró dar con ellos, estabilizarlos durante el tiempo suficiente y finalmente devolverlos a la superficie.

33 Miners the boardgame va de aquello, aunque en realidad se trata de un ejemplar lúdico que resulta más bien una rareza de la que poco se sabe, salvo los escuetos antecedentes que figuran en su ficha en BGG, de donde se puede deducir que aparentemente se trataría de un juego cooperativo.

2-6 jugadores.
A partir de 12 años de edad.
45-60 minutos de duración.

pic1084163_md

ATACAMA (Martin Schlegel, 2013)

El desierto o despoblado de Atacama es una región natural ubicada en el norte de Chile, la cual goza de la fama de ser el sitio más árido del planeta, aunque últimamente ha venido dando algunas sorpresas en cuanto a precipitaciones inesperadas que han producido algunos estragos sobre las ciudades cercanas… Además se trata de un territorio rico en variados yacimientos minerales, los cuales han sido objeto de todo tipo de conflictos, tanto en la actualidad como en el pasado, como veremos más adelante.

Atacama, the mining conflict es más bien un juego pequeño y abstracto con el tema minero pegado encima, en el cual resultan relevantes los elementos de terreno dividido en celdas cuadradas (desierto), hitos de tipo y valor variable (yacimientos de oro, plata y cobre) y testigos de control para los jugadores (torres de prospección minera).

En el fondo, el juego es más bien un puzzle multijugador, competitivo y dinámico… aunque en la gran verdad es que… ¿qué juego no es eso mismo, en realidad, en su máxima abstracción?

Los jugadores se alternan para ubicar sus torres de prospección intentando alinearlas con aquellas filas o columnas que les otorguen la mayor cantidad de puntaje, a la vez que se van añadiendo, azarosamente, nuevas losetas de terreno, así de sencillo.

El juego original sólo es posible jugarlo con 2 o 4 jugadores, no obstante, existe una expansión a través de la cual se puede jugar con tres.

2 o 4 jugadores.
A partir de 8 años de edad.
20 minutos de duración.

pic1705074_md

pic1821566_md

Torres de prospección minera ubicadas sobre los importantes yacimientos de minerales (¡qué chulas que están!)

GUERRA EN EL PACÍFICO (Andrés Paredes, 2013)

Como había mencionado en el juego anterior, el control de los yacimientos minerales ubicados en el desierto de Atacama, había sido objeto de conflictos en el pasado; este juego diseñado por el periodista peruano (y amigo de la Ludoteca de Pampala) Andrés Paredes, trata precisamente sobre el más importante de aquellos desencuentros, un proceso bélico-histórico que enfrentó a una alianza entre Bolivia y Perú contra Chile, en una guerra entre los años 1879 y 1883, conocida como la “Guerra del Pacífico” (según entiendo la variación en el nombre del juego es intencionada, para diferenciarlo de los enfrentamientos ocurridos durante la 2da. Guerra Mundial en el Frente Pacífico).

Guerra en el Pacífico es un juego de mesa del género conocido como wargames (juegos de guerra) y le dedicamos un monográfico en el episodio 1 de nuestro extinto podcast.

2 o 4 jugadores.
A partir de 10 años de edad.
120 minutos de duración.

pic1842889_md

Resulta interesante descubrir que en la edición peruana del juego (Navespacial Producciones) viene la imagen del Cdte. Miguel Grau por delante, mientras que en la chilena (Devir Chile), es el Cap. Arturo Prat quien ocupa el primer plano

pic2587085_md

Vista del juego a vuelo de pájaro

ORONGO (Reiner Knizia, 2014)

¿Recuerdan la imagen en donde aparece el Prof. Reiner Knizia observando Giants? Pues este es el resultado: Orongo.

Al igual que en Giants, el objetivo de los jugadores será construir aquellas enormes cabezas de piedra conocidas como moais; haciéndose con la victoria el primer jugador que consiga construir sus respectivas estatuas (la cantidad varía dependiendo de la cantidad de jugadores).

Tratándose de un Knizia, el juego se encuentra en aquel incierto filo entre lo eurogame y lo abstracto. En cada turno se añaden tres nuevas losetas de recursos sobre el tablero, definiendo una oferta sobre la cual los jugadores intentarán obtener (o no) a través de una subasta ciega, la cual se realiza con unas conchitas que vendrían a ser la moneda del juego; obviamente la cantidad de éstas es limitada, por lo que los jugadores deberán tener cuidado al subastar. De este modo, los jugadores obtienen el derecho a reclamar cierta cantidad de losetas de recursos previamente dispuestas sobre el tablero y a emplazar sus moais por medio de la adjudicación de ciertos sets de estos recursos.

2-4 jugadores (tiene reglas especiales para partidas a dos jugadores).
A partir de 10 años de edad.
30-45 minutos de duración.

pic2233614_md

pic2285329_md

Mmmh, creo que conozco a alguien a quien podría interesarle mucho este juego…

D-50 “LAS REDES DEL REICH” (Diego Aravena, 2017)

Cuenta la historia que en 1940 un grupo de detectives pertenecientes al Depto. 50 de la Policía de Investigaciones de Chile (suerte de FBI local), logró desarticular una organización de agentes secretos adictos al regimen nazi que en aquellos años conformaba el III Reich en Alemania, en plena 2da. Guerra Mundial.

D.50 “Las Redes del Reich” intenta implementar dicha trama a través de un juego cooperativo-asimétrico, en el cual un grupo de jugadores que representan detectives del D.50, deben dar con la pista y capturar a otro jugador que en solitario representa al agente alemán.

Se trata de una de las publicaciones chilenas mejor producidas y más ambiciosas hasta la fecha.

3-4 jugadores.
A partir de 12 años de edad.
90 minutos de duración.

pic3478025_md

pic3639556_md

TWILIGHT STRUGGLE (Ananda Gupta & Jason Matthews, 2005)

Jajaja, sí sé que sería demasiado ambicioso (y estúpido) decir que este juegazo está ambientado en Chile, pero he querido colocarlo en esta lista por tres elementos que se me antojan anecdóticos y en los cuales Chile tiene una marcada y relevante presencia, éstos son:

  1. ¡Chile aparece debidamente ubicado en el mapa!, y no sólo eso, también representa un país conflictivo (battleground), es decir, un territorio relevante para la obtención de puntos de victoria asociados a la puntuación de Suramérica.
  2. En la carta #47 “Junta”, aparece cierta imagen bastante recurrente del Capitán General Augusto Pinochet Ugarte, quien se desempeñó como Presidente de la República después del pronunciamiento militar del 11 de septiembre de 1973.
  3. La carta #54 “Allende”, representa precisamente al Presidente de Chile, Salvador Allende Gossens, cuyo gobierno desencadenó los hechos que llevaron al pronunciamiento militar antes mencionado y que resultó muerto, defendiendo su causa, tras aquellos acontecimientos.

(Por favor, no colocar comentarios de índole política relacionados a éstos últimos antecedentes, los cuales como ya he dicho, he incluido a modo anecdótico, recuerde que éste es un blog de difusión lúdica y nada más)

Para ir finalizando, debo reconocer que tengo evidencia de otros dos juegos acerca de la Isla de Pascua, uno de ellos es Easter Island (Roberto Fraga y Odet L’Homer, 2006) y el otro es Hatu Matu: chief of Easter Island (Doug Eckhart y Aaron Lauster, 2006), pero los cuales me parecieron menos relevantes y como por su fecha de publicación hubiesen encabezado la lista, no quise provocar abandonos precipitados en la lectura de esta entrada… Pido disculpas si para alguien esta apreciación resulta injusta.

Así mismo, probablemente habría sido posible meter más juegos en esta lista, como Mi Gran Capital (Monopoly Chilensis) o incluso, forzando un poco las cosas, casi todos los juegos de pingüinos o de auquénidos (los primos andinos de los camellos como las llamas, guanacos, alpacas y vicuñas) que no cuentan con alguna georreferencia específica, pero aquello no me ha parecido correcto (y por lo cual también quedaron fuera Mi Tierra y Mi Tierra: New Era). En el mismo orden de ideas, en la base de datos de BGG también figura asociado a Chile (como familia de juegos) cierto título referido al Imperio Inca, entre cuyos aspectos y elementos aparecen territorios que actualmente ocupa Chile, pero considero que todo lo referido a los incas tiene su denominación de origen radicada en el Perú.

Si alguno de los lectores conoce otro juego cuya temática y/o componentes hagan referencia a Chile, por favor no duden en ponerlo en los comentarios.

¡Hasta la próxima!

(Todas las imágenes en esta entrada han sido obtenidas desde la base de datos de BGG, con excepción del video del D.50 Las Redes del Reich el cual pertenece a su editorial Cuatro Quesos)

trumpet