Noche de Juegos (Game Night), la película

Como saben, a veces me gusta comentar sobre cosas que, si bien, no son juegos de mesa propiamente tales, igualmente están relacionadas con ellos, especialmente libros y películas. Pues bien, he aquí que les voy a comentar sobre una película que los friquis van a disfrutar mucho. A mi me había llamado la atención desde que vi el trailer en 2017, pero la verdad es que no lo suficiente como para ir a verla al cine. No obstante la pude ver arrendada en iTunes hace un par de días atrás.

En principio, me imaginaba que esta película podría estar ligada a cierto contrato inacabado entre Hasbro y Universal Pictures, a través del cual se iban a producir cuatro películas sobre varias franquicias del gigante juguetero internacional, entre ellas Battleship (2012) y Ouija (2014). Pero no, se trata de una producción de Warner Bros. y Newline Cinema, dirigida por John Francis Daley y Jonathan Goldstein.

El primer aspecto interesante (para los boardgamegeeks) aparece desde la presentación de los iconos animados de las productoras, en la cual no aparecen los típicos de WB y Newline, sino que aparecen bien someramente entre una lluvia de componentes lúdicos… al principio caen componentes bastante genéricos: los peones del Sorry!, fichas de damas, los tokens y casitas del Monopoly, quesitos del Trivial Pursuit, letras del Scrabble y cosas así… pero luego, cuando pones atención, comienzas a ver cosas más interesantes, como las armas asesinas del Clue, una ciudad del Catan (de las antiguas, esas de madera), y sí… un meeple (me pregunto si acaso será la primera aparición de un meeple en el cine).

Pero la verdad es que la película no va, precisamente, de juegos de mesa, pero sí los utiliza como referencia para sustento de la trama, la cual está configurada por un matrimonio (Jason Bateman y Rachel McAdams), sin hijos, de índole burguesa (acomodados, pero no ricos), los cuales organizan regularmente noches de juegos en su propia casa, con un grupo de amigos bastante estable (salvo las “citas casuales” de uno de ellos). Allí se divierten jugando principalmente partygames, como charades, Pictionary y Trivial (aunque también aparecen algunas referencias a juegos “de tablero” familiares, como Risk, Scrabble y Life). Fuera del grupo existe un incómodo vecino policía, al cual antes invitaban, pero que dejaron de hacerlo luego de que su mujer lo abandonó. Lo anterior funciona con bastante normalidad, hasta que una noche aparece el hermano del dueño de casa (Kyle Chandler); visita a través de la cual se revela una reprimida rivalidad entre ambos, la cual arrastrará a todo el grupo hacia lo que será una enrevesada sesión de murder-party.

(Interludio didáctico: para aquellos que no lo sepan, un murder-party es un estilo de juego social, a medio camino entre el rol y el juego de mesa, en el cual un director propone a los jugadores un misterio (detalladamente preconcebido y en ocasiones producido), el cual éstos deben llegar a desvelar por medio de pistas establecidas y deducciones. Normalmente tratan sobre secuestros, robos y asesinatos, de allí su nombre.)

A colación de todo esto, me acordé de aquel ya viejo recurso publicitario impulsado por Hasbro sobre la “noche de juegos en familia”… Aparentemente acá en Chile (donde el arraigo nerd de los juegos de mesa es superlativo) no consiguió demasiado impacto, pero me pregunto si, a raíz del título de esta película, en otros lugares habrá conseguido su objetivo.

Pese a que los giros resultan bastante esperables, la historia resulta fresca e inteligente, y además las actuaciones están bastante bien, principalmente las de los protagonistas que están graciosísimos; me reí de buena gana con casi toda la nutrida cantidad de chistes y situaciones jocosas que se proponen y también resulta necesario añadir que hay bastantes guiños, detalles, trivias y referencias geek de diversas índoles, las cuales siempre resultan entretenidas de descubrir. Sin duda, una excelente película para sentarse a ver con buena compañía.

NOCHE-DE-JUEGOS
Póster de la película

Ahora bien, si lo que se quiere es probar aquello de los murder-party, además de la opción de crearse una trama y “guión” uno mismo, también existen varios juegos y misterios preproducidos, tanto gratis en internet como comerciales; al menos en castellano, podría recomendar uno llamado El Club de los Martes, diseñado por José Carlos de Diego Guerrero (mayormente conocido como Wkr, el mismísimo “dueño” de la BSK).

Hasta la próxima.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: