El Liubo (BHJM #18)

El liubo (o liu-po), nombre que podría interpretarse como “juego de los seis palos”, es un juego de origen chino que lamentablemente en la actualidad representa casi un total misterio en cuanto a lo que fue su modo de jugar. En cuanto a su naturaleza, algunos la atribuyen a la de un juego de estrategia con azar e incluso como un antecesor primitivo del xiangqi (ajedrez chino), llegándose a definir sus piezas como «soldados» y «generales». Otras teorías, como la de Jean-Louis Cazaux, denominan las piezas como «peces», «piedras» y «búhos»; aunque sin duda el misterio que rodea este juego hace de esta discusión un tema tan polémico como insustancial; actualmente la tendencia más aceptada es a relegar al juego a la categoría de carreras con azar, restándole la importancia que algunos le otorgan como influencia a juegos posteriores.

Se han encontrado algunos restos ancestrales que podrían situar este juego, al menos, dentro de la Dinastía Shang (1500 a.C.), aunque éstos tienden a asociarse más bien a juegos predecesores, por lo que luego se ha llegado a sostener que el liubo propiamente tal, debió de haber surgido en el período Zhànguó Shídài (de los Reinos Guerreros) entre el siglo V y el III a.C.,  y al parecer se habría jugado hasta los siglos VI o VII d.C., luego de una paulatina etapa de declive en la que al parecer perdió popularidad y se extinguió.

El liubo también es mencionado por el filósofo y sabio chino Confucio en sus  «Analectas», donde lo nombra junto al weiqi:

“Es difícil para un hombre que siempre tiene el estómago lleno poner su mente en algún propósito. ¿No hay jugadores de liubo y weiqi? Incluso jugar a estos juegos es mejor que estar ocioso.”

–Confucio, Analectas (Libro XVII, 22)

Aparentemente, Confucio no aprobaba demasiado la práctica de los juegos de mesa, incluso del weiqi y su consabida profundidad.

Desde el siglo III a.C., ha sobrevivido una de las descripciones más completas que se tienen de este juego, recogidas desde un escrito conocido como «Las elegías de Chu», en un apartado sobre la invocación del alma…

“Luego, con dados de bambú y piezas de marfil comienza el juego de liubo; se toman los bandos, avanzan juntos, se amenazan entre sí intensamente. Las piezas se convierten en reyes y la puntuación se dobla. Surgen gritos de ¡cinco blancas!”

Desde hace algunas décadas, se han realizado algunos estudios referentes a los orígenes de este juego, dentro de los cuales cabe destacar la figura de Hermann J. Röllicke. De acuerdo con dichos estudios, se ha llegado a saber que el liubo gozó de gran popularidad durante el período correspondiente a las dinastías Han (207 a.C. – 220 d.C) y que a partir de entonces comenzó a ser dejado de lado, principalmente por la aparición de un juego llegado desde la India, el nard (un precedente del backgammon), influencia que después se incrementó con la reapertura del Camino de la Seda, durante la Dinastía Tang (618-907).

En cuanto a su constitución, el tablero era un cuadrado cuyo trazado representaba una suerte de laberinto simple, muy similar a ciertos diagramas ancestrales que se utilizaban como calendarios, basados en el antiguo ciclo hexadecimal (o sexagenario), los cuales también solían ser utilizados dentro del campo de las artes adivinatorias de la antigua China.

zeng-diagram
El liubo tenía una destacada representación dentro de la imaginería y las ciencias místicas chinas.

El juego también incluía dos conjuntos de seis piezas, tipo fichas, de distinto color que eran llamadas qi y un conjunto de seis tablillas hechas con cañas de bambú partidas en dos (una cara cóncava y la otra convexa).

La gran mayoría de los autores especialistas en el tema coinciden en que liubo se trató de un juego con mecánicas de azar, tal vez una suerte de carrera con capturas de piezas, semejante en dicho sentido al juego real de Ur o al senet. Se piensa que en términos generales, las piezas qi debieron de haber sido ubicadas sobre el tablero y movidas dentro de éste a través de tiradas con las varillas de bambú, tal vez a modo de cara o cruz, no obstante esto es tan incierto como improbable; se han encontrado dados de 6, 12  y hasta de 18 caras en los mismos yacimientos arqueológicos en que se han encontrado conjuntos correspondientes al liubo, lo que podría significar un uso distinto de las varillas o la sencilla evolución de aquellos componentes lúdicos, además, muchas de las representaciones artísticas del juego identifican éstas varillas como parte de un despliegue marginal al tablero, o como si el juego mismo se desarrollara en dos núcleos diferenciados: tablero y tablillas, como una especie de mini-juego cuyas mecánicas incidiesen en las del juego principal, como sucede hoy en día en gran cantidad de juegos modernos.

Liubo
Una aproximación a lo que habría sido un teblero de liubo relativamente estándar.

El Liubo representa uno de aquellos misteriosos conjuntos de componentes en los cuales existe asociada una mística, en la que es muy difícil definir hasta qué punto se trataba de un juego con fines puramente lúdicos o si detrás de ello había algo más, así como aparentemente sucedía en el Antiguo Egipto con el senet y su trascendencia espiritual como parte del paso del mundo de los vivos al de los muertos.

Aunque el mismo Confucio es quien confirma desde las conversaciones con sus alumnos, que se trataba, en efecto, de un juego que se utilizaba para rellenar los espacios de ocio, existe también una multitud de evidencias artísticas y culturales que asocian al liubo con aquella atmósfera mística y espiritual del pueblo chino de antaño, representaciones en las que suele verse a ciertas divinidades o incluso también a demonios enfrentados alrededor de los componentes de este juego.

Pictorial Brick - Immortals Playing the Game
Seres místicos chinos (inmortales) jugando al liubo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: